Estado retomará control del sistema

CFE cancelará todos los contratos de la IP

Bartlett afirma que cambio constitucional lo permite; no habrá indemnización; invita a privados a nuevo esquema

Bartlett
Bartlett dijo que “no es una aberración” que el Estado tenga que ser el responsable del sector eléctrico.Foto: Especial
Por:
  • Ivonne Martínez

Con la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica propuesta por el Ejecutivo Federal, el Estado mexicano retomará el control del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), para operarlo a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cancelando los contratos vigentes, pero sin expropiar la inversión privada, afirmó el director general de la empresa, Manuel Bartlett Díaz.

En una rueda de prensa de más de tres horas para explicar la iniciativa de reforma eléctrica, dijo que “no es una aberración” que el Estado tenga que ser el responsable del sector eléctrico, ya que el sistema actual es insostenible porque “es un atraco al país”, debido a que pretende la desaparición de la CFE para convertir a este mercado en un negocio privado.

Bartlett Díaz destacó que la mayoría de las generadoras de electricidad en el mundo son públicas, como ocurre en Estados Unidos, por lo cual “no es una aberración” ni se recure a un “estatismo terrible” el proponer que el Estados mexicano sea nuevamente el responsable del Sistema Eléctrico Nacional, porque es necesario vigilar los intereses públicos y no los privados.

Con la reforma eléctrica se cancelarán contratos

Para llevar a cabo la reforma eléctrica, dijo, los contratos y permisos actuales se van a cancelar, sin que se vaya a indemnizar a las empresas, ya que se establecerá un esquema mixto favorable para el sector privado, que se quedará con el 46 por ciento del mercado de generación y el 54 por ciento restante estará a cargo de la CFE.

“No se pueden mantener los contratos, se eliminan todos los contratos para cambiar el sistema, como esta reforma que está ahorita aplicada (aprobada en 2013, durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto) eliminó todos los contratos y todo lo que existía antes”.

Aclaró que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no está pretendiendo expropiar las inversiones de los privados, sino que plantea un mecanismo donde el Estado garantice la electricidad para el país y tome el control del SEN, para ejercerlo a través de la CFE.

Subrayó que el Estado tiene que vigilar la generación, transmisión y distribución eléctrica a través de la CFE, pero se establecerá un sistema mixto, con el cual se obligará a mantener las tarifas eléctricas por debajo de la inflación.

Bartlett sostuvo que no se va a expropiar la inversión privada, ya que se respetará en un nuevo modelo en el cual la CFE les comprará la electricidad que generen a los que den los mejores precios, en beneficio de los mexicanos.

Precisó que los contratos y permisos existentes por parte de empresas privadas se van a cancelar y no serán indemnizadas. “No, ya se acabaron, los invitamos a que participen en un sistema que les conviene, porque esta telaraña no es sostenible, no lo vamos a aceptar, el Gobierno mexicano lo acepta”, dijo.

El director general de la CFE resaltó que es mejor que las inversiones del sector privado -que actualmente opera bajo las figuras de generadores independientes y sociedades de autoabasto sean eliminadas- permanezcan con el 46 por ciento del despacho eléctrico, que les garantiza un beneficio económico.

Bartlett descarta problemas de la reforma con el T-MEC

En la conferencia, también descartó controversias o demandas por parte de Estados Unidos y Canadá, los principales socios comerciales de México por presuntas violaciones al tratado comercial entre las partes, “no vemos ningún problema con el T-MEC”.

Refirió que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho al respecto que el T-MEC no puede sostener un sistema corrupto, como el que hay actualmente en la industria eléctrica, porque fue producto de la corrupción y de contratos contrarios a los intereses del país.

Reforma eléctrica es un "asunto de interés nacional"

Ante el posible voto en contra del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la iniciativa de reforma eléctrica, Bartlett Díaz dijo que la propuesta plantea un debate nacional sobre un sistema eléctrico que conviene al país, mientras que el actual es contrario a los intereses nacionales.

Los partidos que no están con nosotros, subrayó, deberían considerar lo que está planteando la propuesta del Ejecutivo, que es un asunto de interés nacional, y es responsabilidad de cada legislador de su voto a favor o en contra de un sistema que hay que desechar o el que se plantea con la reforma, “que tiene la virtud de ser la garantía para la electricidad en el país”.

No obstante, afirmó, en caso de que no se apruebe la reforma eléctrica, “la CFE va a subsistir”, porque el encargo del Presidente es hacer lo necesario para rescatar la empresa.

"Estaré hasta que quiera": Bartlett responde a rumores de destitución de la CFE

Bartlett Díaz pidió no hacer caso a los rumores respecto a que dejará la CFE y su lugar será ocupado por el actual gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, ya que es una campaña “pagada” que inició desde que fue invitado a ocupar el cargo.

“No quieren que este yo aquí porque fui yo el que votó en contra en el Senado de la República de esta reforma, entonces los intereses económicos no quieren que yo esté aquí y aquí yo estaré hasta que quiera el Presidente, él es el que decide, nombra, remueve”.

Opinó que el rumor sobre su posible salida de la CFE es contradictorio porque dicen que el “Grupo Tabasco” está fortalecido, “pero yo les digo, fíjate que yo soy también del Grupo Tabasco, entonces yo estoy fuerte, porque yo formo parte, porque mi padre fue tabasqueño, entonces soy del Grupo Tabasco, entonces somos cuates”.

Sobre el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, dijo, “es del PRI, pero es valioso, es inteligente, ha hecho un buen trabajo, así es que no tengo nada en contra, pero aquí se está hasta que el Presidente quiere, si estoy aquí es porque tengo la confianza de él”.

ANR