Alemania acepta extraditar a Puigdemont

Autoridades alemanas indicaron que el independentista será extraditado por malversación de fondos y no por los cargos de alta traición; no difundieron las fechas de la operación

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: AP

La justicia alemana resolvió conceder la extradición del ex presidente catalán Carles Puigdemont a España por malversación de fondos y no por los cargos de alta traición que habían solicitado.

La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein consideró que el ex presidente catalán no incitó a la violencia cuando insistió en realizar el referéndum que consultaría la independencia de Cataluña.

“La acusación de malversación de fondos públicos es aceptable, la extradición por la acusación de rebelión no es aceptable”, indica en un comunicado el tribunal que lleva el caso.

El tribunal indicó que no percibe inconvenientes o impedimentos a la extradición de Puigdemont, aunque no difundió fechas concretas ni un período en el que se deba llevar a cabo esta operación, un proceso que deberá ejecutar la fiscalía.

Foto: AP

Los cargos contra Puigdemont se derivan del ilegalizado referéndum convocado el año pasado por el ejecutivo de la región del noreste de España para decidir sobre la secesión y la posterior declaración unilateral de independencia en el parlamento catalán, controlado por formaciones partidarias del proceso.

El gobierno central de Madrid se opone a la independencia de Cataluña.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat y líder independentista catalán Carles Puigdemont declaró que se ha “derrotado a la principal mentira sostenida por el Estado”, en relación a que su extradición.

También se refirió a la situación de prisión preventiva en la que están algunos exmiembros de su gobierno, señalando que “cada minuto que pasan en prisión es una vergüenza y una injusticia”, y ha asegurado que “lucharemos hasta el final, y vamos a ganar”.

Puigdemont fue detenido el 25 de marzo en un área de servicio del norte de Alemania en virtud de una orden de arresto europea emitida dos días antes por el Tribunal Supremo español.

Tras pasar doce días en prisión, los máximos jueces regionales resolvieron dejar al político soberanista en libertad bajo fianza a la espera de una decisión sobre su posible entrega a España.

Desde entonces, Puigdemont vivió en Berlín y posteriormente trasladó su residencia a la región de Schleswig-Holstein a la espera del fallo judicial que espera se produzca en los próximos días.

 

 

 

 

 

 

cls