Los dirigentes Mauricio Tabe (PAN); Raúl Flores (PRD) y Octavio Rivero (MC), el 14 de diciembre, cuando registraron la alianza. (Foto: Cuartoscuro)

Aunque en un principio los precandidatos de la alianza Por la Ciudad de México al Frente tenían conocimiento de que se aplicarían 7 mil 500 encuestas este fin de semana en la capital, el PRD finalmente redujo el número de cuestionarios a 3 mil, sin que esto represente afectación alguna al ejercicio, informó el presidente del sol azteca en la ciudad, Raúl Flores, a La Razón.

“Fue un modelo que se presentó de inicio, pero finalmente se ajustó y la verdad es que demográficamente es perfectamente representativo. Ya todo el cruce indica esta otra parte de la metodología. Lo va a explicar Roy Campos el día que se revelen los resultados”

Raúl Flores

Dirigente local del PRD

Equipos de campaña de Armando Ahued y Salomón Chertorivski anunciaron que cada una de las tres casas encuestadoras contratadas realizarán el ejercicio este viernes, sábado y domingo en las 16 delegaciones.

En entrevista, Flores subrayó que este ejercicio, pactado el pasado 18 de diciembre de 2017, busca dar certidumbre a la elección de la precadidatura, pues el PRD en la capital no quiere caer en una situación similar a la que sufrió Morena cuando aplicó una encuesta que nunca fue revelada para entregar la coordinación de campaña en la Ciudad de México a la exdelegada en Tlalpan Claudia Sheinbaum.

El dato 

  • Raúl Flores, líder del PRD local, afirmó que en el PRD “no hay dados cargados” en la encuesta para elegir abanderado.

Flores aseguró que el proceso de su partido no será opaco, pues los estudios de conocimiento y percepción sobre los precandidatos y la precandidata los aplicarán empresas reconocidas, además de que se utilizaron recursos de ese partido y los resultados se darán a conocer de manera inmediata tanto a los precandidatos como a la opinión pública.

“Es un fin de semana en el cual el PRD va a estar respetuoso de las empresas que van a hacer la encuesta, que son IPSOS, Covarrubias y Mitofsky. Ellos van a tener plena libertad para establecer sus rutas. Yo no las conozco, no las conoce el partido”, dijo.

“No queremos caer en esa misma lógica que Morena, en la cual los supuestos precandidatos no tenían claro, ni Monreal, ni Claudia Sheinbaum, ni Martí Batres, quién encuestaba, cuál era el método, cuánto había costado, quién lo había pagado. Eso es algo que no queremos aquí”, añadió.

Sobre las preguntas que se plantean, el presidente del PRD-CDMX explicó que el cuestionario completo sólo se aplicará a los ciudadanos que manifiesten simpatizar con el PRD y/o el Frente y con las personas que no tienen preferencia electoral definida.

Las encuestas permitirán conocer cuál es perfil más conocido y quién de los tres aspirantes tiene más puntos positivos entre los ciudadanos, además de que servirá al Consejo Electivo del PRD para tomar una decisión, misma que se dará a conocer el próximo 18 de enero, dijo.

“Necesitamos ya señalar a un puntero, a alguien de los tres que pueda ser el que concentre los mayores puntos para ya ir a la lucha por el Gobierno de la ciudad”, explicó.

Respecto a versiones de analistas que opinan que la contienda está arreglada, Flores las rechazó y afirmó que se trata de un ejercicio democrático en el que todos los aspirantes tienen las mismas oportunidades.

“Tampoco queremos que la gente piense que en el PRD estamos simulando un proceso. Es una contienda en serio, una contienda real. Los tres son pesos pesados, son gente que no se iba a prestar a una simulación, tanto Ahued como Chertorivski y la propia Barrales no son gente que puedas decir que son manipulables.

“Hay mucha expectativa, pero es una gran responsabilidad no fallarles a ellos, no fallarle al partido, a la ciudad y lo estamos llevando a cabo con mucha sobriedad y con la mayor equidad. Yo me voy a mantener en este tema de guardar la equidad en todos los casos”, afirmó.

En relación con las secuelas del proceso, Flores aseguró que los contendientes se comprometieron a colaborar conjuntamente, pues suman un capital político importante para el partido.