• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El diputado federal electo, Alfonso Ramírez Cuéllar, en foto de archivo. Foto: Cuartoscuro
El diputado federal electo, Alfonso Ramírez Cuéllar, en foto de archivo. Foto: Cuartoscuro

Alfonso Ramírez Cuéllar, diputado federal electo de Morena, aseguró que el recorte presupuestal en San Lázaro, no significa un desmantelamiento de las funciones de la Cámara, sino la reducción del “gigantismo del Congreso de la Unión”.

“Tenemos detectadas una gran cantidad de plazas que sobran, que son innecesarias, muchos programas de becas y capacitación que se llevan a cabo en la Cámara de los que no se tiene la certeza de a quienes se capacita, ni quien las tiene. Sabemos que hay una gran cantidad de asesores que no vienen”, sostuvo.

En entrevista con La Razón, el futuro legislador refirió que en San Lázaro, el recorte presupuestal se estima en un ahorro de dos mil millones de pesos anuales, esto es, un ahorro total de ocho mil millones de pesos de la LXIV Legislatura.

Respecto a los ajustes inmediatos en el Legislativo, discrepó de la propuesta del diputado Porfirio Muñoz Ledo de desaparecer la Junta de Coordinación Política (Jucopo), pues consideró que es indispensable para el desarrollo de las tareas legislativas, aunque sí dijo que deben hacer ajustes ahí, porque “no tiene sentido que la Junta de Coordinación Política tenga 200 asesores”.

Ramírez Cuellar señaló que hay cinco áreas urgentes que, como grupo parlamentario, Morena llevará a debate en los próximos cuatro meses: reglamentar el tema de salarios y percepciones, modificar la Ley Orgánica del Congreso, constituir la SSP federal, y revisar las leyes de Coordinación Fiscal, de Presupuesto y de Responsabilidad Hacendaria.

Compartir