• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial
Foto: Especial

“Sentíamos las llamas, estaban viniendo rápidamente, había mucho humo”, explicó Jaquelín Flores, sobreviviente del vuelo AM 2431 de Aeroméxico tras la emergencia de este martes, cuando el avión no logró despegar del Aeropuerto de Durango.

“Estuvo muy feo, se incendió en cuestión de segundos”, explicó Lorenzo Núñez, un pasajero que vive en Chicago, quien logró escapar del avión con sus dos hijos y su esposa que lo acompañaba luego de ser entrevistado por medios en Durango.

Otro de los sobrevivientes, Rómulo Campuzano, político de la entidad, narró que al momento del incidente sólo alcanzó a ver hacia las ventanillas, notando que ambas alas se estaban incendiando de una manera alarmante.

Gráfico: La Razón de México

“Posteriormente cierran la puerta y el avión se va al extremo de la pista, se nos dan los avisos de seguridad, yo uso los cinturones apretados, pues en una ocasión una bolsa de aire ya nos dio un susto.

“El piloto nos avisa que estamos en situación de emergencia y nos pongamos en posición de impacto. Yo esperaba un desenlace fatal, pues el primer impacto fue vertical y me sofocó y me lastimó la columna.

“La azafata abre la puerta y podemos ver el exterior; al detenernos la sobrecargo, con mucha autoridad, nos ordena que salgamos, que no nos detengamos y nos alejemos del avión”, explicó Campuzano en entrevista con Joaquín López-Dóriga.

El secretario general del Partido Acción Nacional (PAN) en la entidad aseguró que volvió a nacer.

Gráfico: La Razón de México

En videos publicados a través de redes sociales, muestran las condiciones atmosféricas adversas que se tenían en ese momento, motivo por el cual se supone que se produjo el accidente, ya que las fuertes ráfagas, acompañadas de lluvia, no permitían ver más allá de unos metros en la pista de aterrizaje; sin embargo, la pericia del cuerpo de pilotos, encabezada por Carlos Galván Meyran, logró que más de 100 pasajeros vivieran para contarlo.

Ahora Galván Meyran se encuentra en el área de recuperación del Hospital 450 de Durango junto a su copiloto, Daniel Dardon .

Ramin Parsa, de 32 años y originario de Los Ángeles, fue otro de los pasajeros que lograron salir con vida del accidente; este miércoles acudió a la oficina consular estadounidense en Durango para pedir ayuda luego de perder su pasaporte.

  • El Dato: El gobernador de Durango dijo que en este momento ya se superó la etapa de emergencia gracias a las instituciones.
Gráfico: La Razón de México