• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
En la muestra también hay reintepretaciones de las obras de la mexicana. Foto: Especial
En la muestra también hay reintepretaciones de las obras de la mexicana. Foto: Especial

Los colores y la vitalidad de la obra de Frida Kahlo llegaron por primera vez a Hungría el 6 de julio pasado. La Galería Nacional Húngara de Budapest inauguró una muestra retrospectiva sobre la artista mexicana, que ahora es investigada por “promover el comunismo”.

Un periódico progubernamental criticó la exhibición y dio pie a un dabeta nacional acerca de las políticas culturales que se manejan en el país desde la llegada al poder del primer ministro nacionalista Viktor Orban.

Los partidarios de Orban y periodistas progubernamentales han argumentado en las últimas semanas que después de que el primer ministro logró mantenerse en el poder, es hora de un cambio en la cultura hacia valores conservadores para poner fin a lo que llaman un dominio de artistas izquierdistas y liberales.

En un artículo del 14 de julio titulado Esta es la forma en que se promueve el comunismo utilizando dinero del Estado, la exposición de Kahlo fue incluida entre algunas otras exposiciones criticadas por el diario de derecha Magyar Idok, que también se lanzó contra la versión del musical Billy Elliot.

“No lo creerán, pero Trotsky ha vuelto a surgir en Budapest, esta vez desde la cama de Frida Kahlo”, escribió el periódico, refiriéndose a su aventura con León Trotsky.

Trotsky, fue una figura clave en la toma del poder por los bolcheviques en Rusia, durante su posterior exilio en México fue asesinado en 1940.

El periódico agregó que no hay “ningún problema estético” con la exposición de “la pintora comunista mexicana”, que atrae tres mil visitantes por día.

La Galería Nacional no quiso hacer comentarios. Kahlo se convirtió en uno de las artistas más famosos del siglo XX en las décadas posteriores a su muerte, y su trabajo despierta gran interés.

En título de la exposición es Museo Dolores Olmedo de la Ciudad de México.

En la primera sección se exponen 35 pinturas que representan La maduración artística de la artista, para seguir con La poética del dolor, en la que se hace un énfasis al sufrimiento físico de Kahlo, “y el deterioro de su cuerpo” a raíz de su accidente que sufrió a los 19 años.

  • El Dato: Al final de la exposición, una instalación de sonidos e imágenes recupera los últimos 10 años de su vida.

La tercera sección, Frida y México, recoge las pinturas “relacionadas con las raíces de las culturas mesoamericanas del arte de Kahlo”, destacando su mexicanidad, agregó Lantos.

La última sección Frida y Diego es una representación de la complicada relación de Kahlo con su marido, el gran muralista mexicano Diego Rivera, llena de celos y engaños.

Por otra parte la embajada de México en Hungría aseveró que se realziarían diversos eventos en torno a la exposición los cuales reflejarían el diálogo entre ambos países.