“Mexicanos están muriéndose de diabetes por falta de educación”

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El escritor Frank Suárez padeció obesidad durante varios años hasta que se hartó y decidió no sólo emprender una lucha contra su enfermedad sino también para ayudar a gente en esta misma situación a través de sistemas como NaturalSlim y con la publicación de libros como El poder del metabolismo y Diabetes sin problemas. En entrevista, señala que el consumo de alimentos procesados y la falta de educación contribuyen a que México ocupe el primer lugar en obesidad. Afirma que para acelerar el metabolismo y así perder peso, tomar agua es fundamental.

Bibiana Belsasso: Te has encontrado con unos números que te han alarmado sobre las enfermedades provocadas por la obesidad en México.

Frank Suárez: Sí, México, desgraciadamente ocupa el número uno en obesidad en el mundo, es triste, el 70.3 por ciento de la población de México tiene sobrepeso u obesidad; eso quiere decir que siete de cada 10 mexicanos padece esta enfermedad, que es la causa principal de altos triglicéridos, colesterol, diabetes, hipotiroidismo, depresión, de ahí surgen todas las amputaciones y todo lo otro que trae consigo la diabetes. La obesidad, una epidemia de magnitudes insostenibles, de hecho, México está no solamente en número uno en obesidad, sino que en diabetes, ocupa el número dos en el planeta y en diabetes infantil, que es lo más triste, está en el número uno.

Belsasso: Además de todo, eso tiene unos costos para las personas que la padecen y, para el Estado en general, altísimos, es una tragedia.

Suárez: Lo que más pena da es que la gente está muriéndose como moscas, simple y sencillamente por falta de educación, no hay realmente ningún programa de prevención, ni de educación, todo está enfocado a la medicación. Leí en un artículo en la prensa, que el 16 por ciento de la población mexicana ya está diagnosticada como diabética, estamos hablando de que hay 18 millones de diabéticos diagnosticados, de éstos, cada uno gasta 25 mil pesos al año, el 55 por ciento del total de lo que se gasta en los diabéticos, en la curación, en los medicamentos, lo paga el gobierno. La Secretaría de Salud está por quebrar porque están corriendo con un gasto de 250 mil millones de pesos al año.

Belsasso: Además de todo, lo que tú dices, y dice la gente que sabe de esto, es que son enfermedades absolutamente prevenibles.

Suárez: Son prevenibles y son controlables, pero hay toda una mentira en esto, porque, por ejemplo, cuando te hablan de control a la diabetes es con medicamentos. Esta enfermedad no se controla con medicamentos; la diabetes controlada es en la que el paciente se hace cargo de su diabetes, se educa y evita que esa glucosa suba para que no tenga que estarse poniendo insulina y metformina. Pero, le han vendido a la gente la idea de que la diabetes controlada es diabetes medicada.

Belsasso: ¿Por qué México tiene estos índices tan altos?, ¿es la forma de alimentación?, ¿la falta de educación sobre la comida?, ¿qué pasa?

Suárez: México está en una situación muy difícil, está pegado al mercado americano, que fue el primer país más obeso del planeta, ahora México ya está en ese lugar. La influencia de la comida procesada, chatarra, el jarabe de maíz de alta fructuosa, los preservativos, los colorantes, los alimentos genéticamente modificados, todo lo que está llegando del mercado americano, al mexicano nos está impactando más duro, porque nosotros los latinos somos una cultura distinta.

Belsasso: Además de todo, tenemos un gen distinto, es uno que te predispone.

Suárez: Es un gen completamente distinto, porque tenemos mezclado lo azteca y lo indígena; ésas son razas que no estaban acostumbradas a todo este montón de harinas, de carbohidratos refinados. Cuando la gente comía lo que estaba en la finca, lo que se criaba ahí, no tenía obesidad. Este padecimiento surge de todo lo que viene en cajitas de colores, en latitas decoradas; la comida de verdad no viene en cajitas de colores, la comida de verdad se daña, no es una comida que pueda estar un año en una despensa esperando en un supermercado a que tú vayas a comprarla, hay una falta de información en casa. A los niños les están dando jugos de fruta, que son 10 por ciento fruta.

Belsasso: Frank, en este libro de El Poder del metabolismo, que llevas más de 60 mil copias vendidas, tú hablas de que, para estar sano, para tener menos grasa en el cuerpo, necesitas acelerar el metabolismo y que hay alimentos que, concretamente, te lo pueden hacer lento como los refrescos de dieta.

Suárez: Eso es así, si uno quiere adelgazar, necesita tomar agua, fíjate que los refrescos de dieta engordan y la gente piensa que se toma un refresco de dieta para adelgazar, pero es todo lo contrario, porque el refresco de dieta no tiene azúcar, no tiene calorías, pero contiene ácido fosfórico, el cual destruye el oxígeno del cuerpo, cuando esto pasa, ahí se acabó el metabolismo. Tengo personas que han bajado 20, 30, 40 kilos, solamente con quitar los refrescos de dieta, se los tomaban para poder adelgazar y es inverosímil, lo que realmente hacen es engordar.

Belsasso: ¿Cómo hacer para acelerar el metabolismo?

Suárez: Lo principal que hay que hacer para acelerar el metabolismo y hacerlo eficiente, es tomar agua, ¿cuánta agua?, una de las cosas en que insisto en este libro es que tiene que ser la suficiente para el tamaño del cuerpo. La fórmula que hemos usado hace casi 18 años, que no falla, es: el peso de tu cuerpo en kilogramos dividido entre el número siete, entonces el peso de un cuerpo de 70 kilogramos lo divides entre siete y te tocan 10 vasos al día. Pero bendito, si pesas 140 kilogramos, pues entonces te tomas 20.

Belsasso: ¿Qué pasa si tomas agua de más?

Suárez: No, no hay problema, el cuerpo no va a dejarte tomar agua de más. La persona que está deshidratada tiene una orina bien amarilla y apestosa, el metabolismo está vago, hace piedras en los riñones. Se ha demostrado científicamente que, cuando tú tomas agua, la mitocondria, que es la parte que queda dentro de la célula, produce mucho más ATP, que es la energía celular del cuerpo. Tomar agua es la solución principal que tiene una persona, si no toma el agua, no hay forma de recuperar el metabolismo.

Belsasso: ¿Por qué me dices que el estrés engorda?

Suárez: El estrés engorda, está comprobado científicamente. Cuando una persona tiene estrés puede ser de familia, puede ser que está comiendo algo que no va bien con su cuerpo, todo eso es estrés, el cuerpo responde produciendo una hormona que se llama cortisol, que se produce en las adrenales.

Belsasso: ¿Qué es como si fuera cortisona?

Suárez: Es lo mismo que cortisona, lo que pasa es que cuando lo fabrican las farmacéuticas se llama cortisona, cuando lo fabrica tu cuerpo en las adrenales se llama cortisol, pero es la misma molécula, es el mismo perro, con distinto collar. Cuando tú tienes estrés, el cuerpo lo que hace es producir cortisol, este obliga al hígado a sacar la glucosa para afuera y eso te engorda. Donde más te engorda el estrés es en la panza, en el área abdominal, te saca, como decimos nosotros, la barriga. Inclusive la persona que no duerme bien, va a empezar a engordar, porque todo el que no duerme bien, si se tomara la glucosa por la mañana, como lo hace un diabético, la va a encontrar por las nubes. El estrés definitivamente engorda. Una de las claves para poder adelgazar es controlar el estrés, el estrés tiene distintas fuentes.

Belsasso: ¿Se puede?

Suárez: Se puede, pero la clave principal para que una persona pueda adelgazar y de forma permanente y que no rebote, porque las dietas realmente no funcionan. Tú haces una dieta, bajas de peso y al poco tiempo rebotas y, sí, siempre rebotas más arriba de lo que bajaste, no funcionan, tampoco contar calorías, llevamos 40 años contando calorías y todo el mundo está más gordo y más diabético, no funciona. Lo que sí funciona es entender tu cuerpo, tu metabolismo, hidratar el cuerpo, saber qué tipo de alimentos mejoran tu metabolismo, cuáles lo reducen.

Belsasso: Frank, ¿cómo conoces tu metabolismo?, ¿cómo conoces tu cuerpo?, ¿qué necesitas?

Suárez: La clave es que, por ejemplo, hay alimentos que te desaceleran, hacen que tu metabolismo sea más lento, nosotros los llamamos tipo “E”, porque engordan.

Belsasso: ¿Cuáles son?

Suárez: Pan, harina, arroz, papa, dulce, chocolate, helado, mantecado, refrescos azucarados, eso es lo que principalmente nos tiene a todos gordos, los carbohidratos refinados. Ustedes los mexicanos le dan durísimo a la vitamina “T”, tacos y tamales.

Belsasso: Pero, recomiendas de plano sacar esos alimentos de nuestra dieta.

Suárez: No, no, no hay que eliminarlos, no hay que ser drásticos, hay que ser balanceados que es distinto, hay que tener conocimiento para poder tomar decisiones responsables con la comida.

Belsasso: A ver, explícame esta regla que tienes de los tres alimentos, cómo los tienes que dividir, porque precisamente lo que dices es que hay que ser responsables, pero hay que saberlos combinar.

Suárez: Fíjate, la nutrición tradicional ha fracasado en su misión de controlar la obesidad porque se ha concentrado en un sólo tema, el de las calorías. Los alimentos, además de tener calorías, tienen un impacto hormonal sobre tu cuerpo y eso es lo que es importante. Hay alimentos que obligan a tu cuerpo a producir glucosa e insulina, cuando tú mezclas glucosa con insulina, produces grasa, para poder crear grasa se necesita glucosa más insulina, no puedes crear grasa de otra forma, entonces, a esos alimentos nosotros les llamamos tipo “E” porque engordan, son enemigos del control de la diabetes y es el tipo de alimentos que obliga a tu cuerpo a levantar la glucosa y a levantar al insulina, que es lo que engorda y lo que descontrola la diabetes. Pan, harina, arroz, papa, dulces, todo eso, no estamos hablando de eliminarlos, sino de usar una cantidad menor, una cantidad cuerda, sana para el cuerpo. Luego están los otros alimentos, los tipo “A”, porque adelgazan y porque son amigos del control de la diabetes. ¿Qué alimentos son?

Belsasso: Las verduras.

Suárez: Claro. Son los alimentos que nos suben la glucosa, no te obligan a producir mucha insulina, por lo tanto, te ayudan a adelgazar y a controlar la diabetes. Estamos hablando de las verduras, vegetales, ensalada, carne, queso, huevo, almendras, nueces, todo ese tipo de alimentos prácticamente no suben la glucosa. Entonces, si los miráramos desde la perspectiva de las calorías, tú dirías, no, ésos tienen muchas calorías, pero el punto aquí son los resultados.

Belsasso: Y el cuerpo necesita calorías para vivir.

Suárez: Es que el punto aquí es que el problema no es un exceso de calorías, ya eso lo llevan tratando 40 años y no funciona, el punto aquí es que tienen que poder reducir la glucosa y eso solamente se reduce, disminuyendo el consumo de carbohidratos refinados. Lo que ha cambiado en esta sociedad mexicana es que aquí todo está refinado, harina de trigo y de maíz, azúcar, almidones, chocolate, dulce, eso es lo que ha cambiado y es lo que tiene a la población obesa y la diabetes fuera de control, no hay nada malo con esos alimentos, pero hay que reducir la cantidad de esos que son los “E”, los que engordan y aumentar la cantidad en el consumo de los “A”. Ojalá la gente comiera más verduras, más huevo, más carne, más queso y demás, pasa también que los alimentos tipo “E”, que son los que engordan, también son los que dan hambre.

Belsasso: Sí, como hay gente adicta al alcohol y las drogas, los carbohidratos son muy adictivos.

Suárez: Es que los carbohidratos son adictivos, ya eso se pudo comprobar, la Universidad de California en el 2012 hizo un estudio fascinante. En éste demostró que los carbohidratos refinados, el pan, la harina, el arroz, son ocho veces más adictivos que la cocaína, fíjate que cuando tu cuerpo te pide algo, no te pide ensalada, no te pide vegetales, ¿qué te pide?, pan, harina, chocolates, dulce, tortas.

Belsasso: Tú también dices en el libro —me gusta esta manera de plasmar las cosas— que tú tienes que comer y mucho, para poder acelerar el metabolismo. Un cuerpo que no come tiene un metabolismo más lento y hay que comer varias veces al día.

Suárez: Las dietas de pasar hambre no funcionan, si tu empiezas a darle a tu cuerpo menos comida de la cuenta, la tiroides se da cuenta y empieza a reducir el ritmo metabólico para ahorrar, porque el cuerpo se siente que está falto de energía. Nunca recomiendo que una persona coma más de tres veces al día, las colaciones no hacen falta para nada, el cuerpo humano no está hecho para estar todo el día comiendo como si fuera una vaca pastando.

Belsasso: Esto es completamente diferente a muchas otras teorías que te dicen que comas colaciones por lo menos cinco veces al día en pequeñas cantidades.

Suárez: Por supuesto, pero, al fin y al cabo, lo que cuentan son los resultados. Vivo de los resultados, la persona que viene conmigo, viene obesa, ya probó nutricionista, ejercicio, ya probó de todo y está gorda, ¿qué quiere?, quiere resultados, yo le explico cómo esos alimentos le impactan hormonalmente a su cuerpo, cómo es que tiene que hidratar su cuerpo, hay un hongo que vive en el cuerpo, que infecta los cuerpos.

Belsasso: Es la candida, ¿no?

Suárez: Se llama candida albicans , la gente que esta obesa y los diabéticos están llenos de ese hongo, les pica la piel, tienen sinusitis, tienen migraña; las señoras tienen flujo vaginal, ardor al tener sexo, están llenos de gases.

Belsasso: Además de todo es muy difícil de quitar porque la candida precisamente se alimenta de azúcares y de carbohidratos, tienes que eliminarlos.

Suárez: Es difícil quitarlos si tú los estás alimentando, cómo tú vas a matar un enemigo si todos los días lo estás engordando.

Belsasso: Ahora, todo el mundo tiene candida, lo que pasa es que hay gente que tiene ya una sobrepoblación de candida, que es la que provoca todos estos problemas.

Suárez: Por supuesto. Y eso es así, todo el mundo si pertenece a la raza humana ya tiene el hongo candida en el intestino, los médicos no le hacen mucho caso, porque dicen, si todo el mundo lo tiene, pues, debe ser normal, lo que no es normal es que haya una sobrepoblación de ésos. Yo tengo gente que llega con unas migrañas terribles.

Belsasso: Y, ¿qué tienen que hacer para eliminarlos?

Suárez: Una de las cosas que se hace es una limpieza de hongos, nosotros, por ejemplo, utilizamos —y en mi libro se recomiendan— agentes naturales como el aceite de coco, como el orégano, como el ajo, son cosas naturales que ayudan a limpiar el hongo. El aceite de coco es una cosa milagrosa, yo llevo 18 años usando aceite de coco y lo único que veo son puros milagros todos los días, ahora, hay que saberlo usar de forma juiciosa, de nada te sirve usar aceite de coco si sigues comiendo pan, harina, arroz, papa, dulce y demás, porque no hay forma de matar un hongo si tú lo sigues alimentando.

Belsasso: Frank, qué le dirías a la gente que nos está leyendo para que puedan controlar su diabetes, prevenir el llegar a eso, para que se puedan empezar a cuidar y, de en verdad, bajar de peso de tanto trabajo que les ha contado.

Suárez: Si yo fuera a dar una recomendación corta, daría básicamente dos sugerencias principales: una, hay que hidratar el cuerpo, hay que hidratarlo, tu peso dividido entre siete es igual al número de vasos de agua que necesita tu cuerpo por día, por ejemplo, si pesas 70 kilogramos lo divides entre siete, te tocan 10 vasos de 240 milílitros por día. Ya con eso nada más, empiezas a ir bien al baño, se te empieza a arreglar la piel, tienes energía y empiezas a bajar de peso, solamente con hidratarlo. Segunda recomendación, por favor, edúcate, edúcate, la razón de escribir estos libros, El Poder del metabolismo y Diabetes sin problemas, es porque me di cuenta que la gente se está muriendo, como moscas, por ignorancia, porque no saben. Van al médico, esperan cuatro, cinco horas a que el médico los atienda, él los atiende en quince minutos, en ese tiempo no puede explicarle a un paciente cuáles son todas las cosas que tiene que hacer para cambiar su estilo de vida, para que no se enferme.

Belsasso: Y, finalmente, sí se puede, tú eres un ejemplo de eso, tenías sobrepeso.

Suárez: Sí, yo me metí en esto porque yo era un niño obeso, toda mi vida fui obeso, todas las dietas me bajaban de peso y siempre volvía a engordar, hasta que me harté de ese tema, ya hace 18 años que me dedico a ayudar a la gente a bajar de peso en distintos países, y te puedo decir que lo que está en El Poder del metabolismo y Diabetes sin problemas funciona, si la persona lo aplica, es imposible que no adelgace o es imposible que no controle su diabetes.

Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Soy reportera, conductora, columnista, entrevistadora y documentalista

Todos los días escribo mi columna en el Diario La Razón.

Y todas las noches desde hace 9 años transmitimos a través de ADN 40 , junto con Jorge Fernández Menéndez,Todo Personal. Un programa de periodismo de investigación, analizando a profundidad los temas de coyuntura.

He realizado más de 150 entrevistas sobre trayectoria y coyuntura a los personajes más destacados de la política, cultura y espectáculo.

Escribo para la revista de seguridad del Diario Excélsior,Código Topo,y soy co autora de dos libros: Justicia Inútil y la Élite y la Raza.

Mi próximo libro Muy Personal está ya por publicarse.
Bibiana Belsasso