• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: AP

Haber conquistado su tercera Champions League de manera consecutiva al frente del Real Madrid le valió a Zinedine Zidane para ser considerado como el entrenador con mejor reputación de la temporada 2017-2018, tanto en la Liga española como en competencias europeas y a nivel de selecciones nacionales.

El francés fue calificado como el técnico mejor reputado en este ciclo futbolístico, de acuerdo con la Tercera Oleada del Observatorio de Reputación de Entrenadores, publicado por la firma Comunicar es Ganar, la cual está especializada en comunicación pública para deportistas de élite.

En LaLiga, el estratega de 45 años lidera la clasificación de entrenadores mejor reputados con 79.3 puntos. El segundo lugar lo ocupa el argentino Diego Pablo Simeone (Atlético de Madrid), con 75.6 puntos, mientras que en la tercera posición se ubica el español Ernesto Valverde (Barcelona), con 65.5 puntos.

  • El Dato: Jürgen Klopp, el timonel del Liverpool que terminó como subcampeón la actual Champions League, finalizó en el sexto peldaño de esta votación.

Además, en relación al análisis global de reputación en el que participaron 20 estrategas de ligas europeas y selecciones nacionales, el exfutbolista del Cannes también encabeza el ranking, con la misma puntuación. Después de él, se encuentra el español Josep Guardiola (Manchester City), con 78.9 puntos, y en tercer lugar el italiano Massimiliano Allegri (Juventus), con 78.1 puntos.

Gráfico: La Razón de México

En este top 20, Simeone aparece en el cuarto sitio;  en tanto que el quinto lugar le pertenece al español Unai Emery, quien la campaña anterior dirigió al PSG y en días pasados fue anunciado como el sucesor del galo Arsene Wenger en el banquillo del Arsenal.

Julen Lopetegui, director técnico de la selección de España, está situado en la séptima posición, con 68.3 puntos, siendo así el seleccionador mejor ubicado en esta clasificación.

“Un elemento revelador de Coach Reputation Ranking es que más que penalizar o castigar a los entrenadores por sus malas intervenciones públicas, la herramienta lo que hace es reforzar sus buenos comportamientos: su actitud frente a los medios, la habilidad para marcar titulares y trascender con su mensaje, o la generación de contenidos y campañas junto a marcas de referencia resultan siempre elementos efectivos en la carrera deportiva de los entrenadores de élite”, aseveró Mario Gurrionero, director del Observatorio de Reputación para Entrenadores de Élite.

Las 10 categorías que evalúa esta herramienta en cada uno de los entrenadores son: trayectoria, redes sociales, sitio web personal, relación con los medios, mensaje, comunicación no verbal, patrocinadores, responsabilidad social deportiva, contenido de marca y liderazgo.

Un panel de 20 periodistas deportivos, y otro compuesto por 15 directores deportivos de élite forman parte de la metodología de este análisis. “Sus aportaciones suponen un nuevo salto de calidad en la transferencia de valor y contenido que la consultora viene desarrollando en los últimos años”, señaló Gurrionero.

Zidane tomó las riendas del Real Madrid en 2016. Durante sus casi tres temporadas al frente del equipo merengue, además de las tres Orejonas, ha llevado al club a conseguir una Liga más (2016-2017), dos Mundiales de Clubes (2016 y 2017), una Supercopa de España (2017) y dos Supercopas de Europa (2016 y 2017).

“Ganar un Mundial es casi imposible”

El mediocampista Andrés Iniesta descartó que la selección de España sea favorita para ganar la Copa del Mundo Rusia 2018, pues es casi imposible que lo consigan.

“¿Las favoritas? Diría que las habituales, Brasil, Francia, Argentina y Alemania. Luego siempre sale alguna selección sorpresa que lo hace muy bien también. Respeto a todas por igual”, subrayó.

La Furia Roja conquistó la competencia disputada en Sudáfrica en 2010 ante Holanda, con un gol de Iniesta, quien expresó que será muy complicado repetir ese logro.

“Hay que valorar lo conseguido y ser conscientes de que ganar un Mundial es casi imposible, muy, muy difícil. Ir pasando rondas, una a una, tiene una dificultad máxima”, señaló en entrevista a la revista GQ.

Recordó que en la justa anterior no estuvieron al nivel que debían.

am