• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El crudo registró el mayor tramo de declives semanales desde 2015, debido a que las tensiones comerciales internacionales amenazaban la demanda de energía ante la floreciente producción de petróleo por parte de los proveedores más grandes.

De acuerdo com Bloomberg, los futuros avanzaron un 1.2 por ciento en Nueva York el viernes, perdiendo una sexta pérdida semanal consecutiva. Los Estados Unidos y China están amenazando con levantar barreras arancelarias contra casi medio billón de dólares en bienes colectivamente, lo que aumenta los temores sobre el debilitamiento del crecimiento económico.

Mientras tanto, las preocupaciones sobre los escasos suministros de petróleo han disminuido a medida que se expandieron los suministros en Arabia Saudita, Rusia, Estados Unidos e incluso Libia, dijo la Agencia Internacional de Energía.

  • El dato: El crudo podría repuntar, mientras Trump pida a sus socios importar menos crudo iraní.

A pesar de las garantías de la AIE sobre los suministros mundiales de crudo, el grupo con sede en París advirtió que la calma puede ser fugaz, haciéndose eco de su advertencia del mes pasado de que las continuas pérdidas en Venezuela, por lo que de seguir las sanciones y aranceles, el crudo no llegará a los 100 dpb para 2019, como lo previeron analistas.

El crudo West Texas Intermediate para entrega en septiembre subió 82 centavos para ubicarse en 67.63 dólares por barril (dpb) en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Los precios publicaron una caída del 1.3 por ciento esta semana. El volumen total negociado fue de alrededor del 24 por ciento por debajo del promedio de 100 días.

El petróleo subió cuando Turquía entró en una crisis financiera en toda regla, que es “un poco aterradora para el petróleo”. Muchos activos vitales pasan por Turquía y hay una prima de riesgo geopolítico que surgió como resultado “, dijo John Kilduff, socio del fondo de cobertura Again Capital, con sede en Nueva York.

La administración Trump podría persuadir a los países a recortar las importaciones de crudo iraní para impulsar precios.

Compartir