Presiones de EU limitan avance en quinta ronda del TLCAN, advierten expertos

No esperan grandes acuerdos esta ocasión

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
(Foto: Especial)

Durante la quinta reunión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Estados Unidos sigue presionando fuertemente a México y Canadá, prueba de ello es la cláusula sunset o de extinción, la cual no es parte importante de la estrategia del país vecino, señaló José Luis de la Cruz, Director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic).

En entrevista con La Razón, comentó que hacia las siguientes rondas se seguirán observando presiones por parte de los estadounidenses en temas que no son tan esenciales, pero que serán el mecanismo para meter en apuros a las delegaciones de México y Canadá.

El dato 

  • En próximas rondas EU incluirá temas no tan escenciales pero los usará como mecanismo para meter en apuros a México y Canadá.

“Vamos a seguir viendo mecanismos de presión por parte de los norteamericanos, que ponen algunos aspectos que no son tan esenciales y que en realidad lo que les importa es la derogación del capítulo 19, fomentar las reglas de origen, el contenido nacional,  que favorezcan a Estados Unidos. Eso es lo realmente importante para ellos”, aseguró.

Al ser estos los temas más relevantes para la negociación, esta quinta ronda no se ve que tenga avances sustanciales, pues durante los tres primeros días de la reunión, poco progreso y movimiento se ha podido observar.

De la Cruz explicó que la cláusula sunset no es tan importante para Estados Unidos, o al menos no como lo son el Capítulo 19, las reglas de origen y de contenido regional, luego que ni siquiera se incluye dentro de la actualización de objetivos que publicó la oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés).

Según Eugenio Salinas, secretario técnico del llamado cuarto de junto, durante los tres primeros días de la reunión ya se habían cerrado las negociaciones de las mesas de aduanas, textil, comercio transfronterizo de servicios, laboral, propiedad intelectual, género, farmacéutica, buenas prácticas regulatorias y medidas de no confirmación.

En su oportunidad, Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), mencionó que los temas que se prevén que concluyan con un acuerdo durante los siete días que dure la negociación son los referentes a comercio digital, mejora regulatoria, telecomunicaciones y anticorrupción.

En este tenor, De la Cruz Gallegos comentó que el hecho de que no se encuentren las cabezas de cada una de las naciones, causa que los negociadores tengan poco margen para actuar y llegar a acuerdos.

“Llegan con las directrices establecidas por cada uno de los funcionarios de alto nivel en sus países, y en función de eso van a intentar negociar lo más que se pueda sin, evidentemente, ceder en cosas sustantivas; en ese contexto, en lo que desde mi punto de vista ocurre es que se podrá avanzar de manera marginal, en donde no existan grandes divergencias”, señaló.

En tanto, los temas más complejos  como reglas de origen, solución de controversias  y otras cuestiones que implican que Canadá y México se deban alinear  más al marco legal de Estados Unidos, quedarán pendientes hacia la sexta y séptima ronda.

Para Moisés Kalach, los negociadores mexicanos están tomando en cuenta a todos los actores de las industrias que podrían resultar mayormente afectadas por las exigencias del país vecino; por lo que en la parte automotriz ya se dijo que el sector no está de acuerdo en el tema del contenido regional.

“Las reglas de origen están en sesión pero como les dije, nosotros lo que hacemos es regresar con los sectores, con la postura que se ha discutido por las diferentes mesas, las revisan y si no las aceptan regresamos con contrapropuestas o con datos técnicos”, explicó Kalach, quien también dirige el cuarto de junto.

Compartir