Prevén fuga de capital por ajuste fiscal de EU

Alertan que México dejará de recibir hasta 11 mil mdd y contracción de la IED; los efectos de la nueva política tributaria se verán en 2019

Si la reforma fiscal planteada en Estados Unidos  se aprueba totalmente, para el año en el que entre en vigor, podría incentivar la salida de capitales en México de entre 9 mil y 11 mil millones de dólares; estimó Gabriela Siller, directora de Análisis económico de Banco Base.

En conferencia, la analista señaló que dicha reforma representa un peligro más importante que la incertidumbre que causa la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a que podría impactar hasta en una caída en el crecimiento del Producto Interno Bruto del país, además de una disminución en la Inversión Extranjera Directa (IED).

En este contexto, Siller dijo que México tiene poco margen de maniobra para responder a una reforma fiscal, como la propuesta por aquel país, debido al término de la actual administración e inicio de la siguiente; por lo que si hubiera una propuesta por parte de la nación, se vería reflejada hasta 2020.

  • El Dato: México tiene poco margen de maniobra para responder a una reforma fiscal como la propuesta por Estados Unidos.

Asimismo, afirmó que una reforma espejo por parte de México, tal como lo manifestó la Iniciativa Privada hace unos días, no es buena idea, debido a que se afectarían las finanzas públicas y como consecuencia se recortaría la calificación crediticia del país.

“No se puede hacer una reforma espejo tal cual, porque obviamente se afectan las finanzas públicas, en México y al afectar a las finanzas púbicas vienen otras consecuencias como recorte en la calificación crediticia y salida de capitales y terminas con una afectación igual de mal; sino que se tendría que hacer una reforma transversal, pero comentaba hace un momento, en el último año de gobierno es difícil que se lleve a cabo”, detalló.

No obstante, reconoció que si se llega a aprobarse totalmente la reforma planteada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, difícilmente entrará en vigor en 2018; por lo que previó que cualquier efecto se observe hasta 2019.

Siller explicó que de toda la reforma, uno de los puntos críticos es el tema de la tasa del 20 por ciento para repatriación de capitales que salen de Estados Unidos hacia las subsidiarias de las empresas en otros países, pues dijo que con ello se terminaría por acabar con el modelo exportador mexicano.

En cuanto a la economía mexicana, la experta detalló que el país podrá observar un crecimiento económico para el próximo año de 2.5 por ciento; gracias al buen comportamiento de las exportaciones; las cuales podrían crecer en 2018 cerca de 8.0 por ciento.

De la misma manera, afirmó que el tipo de cambio continuará siendo flexible, por lo que espera que siga respondiendo a factores externos.

Reconoció que la solidez de las instituciones permitió la contratación de la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y un manejo prudente de las finanzas públicas, por lo que aseguró que el país está lejos de una recesión y crisis económica.

“Un riesgo como una crisis económica se observa cuando existe un déficit de cuenta corriente por arriba de 3.0 por ciento, y que lo tengas financiado vía inversión financiera de cartera, como en 1994, cuando el tipo de cambio era administrado por el gobierno”, detalló.

Por último, Siller comentó que los mercados estarán atentos a las propuestas de los candidatos a la presidencia, en especial de aquellos que busquen dar continuidad a las reformas emprendidas por esta administración, con especial énfasis en la energética, por ser la que mayores inversiones atrajo y atraerá en los próximos años.