Realiza IMSS trasplante renal a paciente con VIH

El trasplante se efectuó en Yucatán; el derechohabiente evoluciona satisfactoriamente con el riñón que fue donado por su hermana

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán llevaron a cabo un exitoso trasplante renal a un derechohabiente de la entidad, diagnosticado con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y que padecía insuficiencia renal crónica.

La Coordinación de Donación y Trasplantes del IMSS informó que éste es el tercer trasplante renal que se realiza a derechohabientes del Instituto con VIH; hace seis años se practicó este procedimiento a un paciente en el Hospital de Especialidades No. 25 de Monterrey, Nuevo León, y hace cuatro meses en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

El doctor Jorge Martínez Ulloa, jefe de la Unidad de Trasplantes de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) “Lic. Ignacio García Téllez” de Mérida, destacó que gracias a los medicamentos retrovirales que adquiere el Seguro Social es posible controlar el rechazo del órgano y no aumentar el estado de inmunosupresión que tiene el paciente con VIH y que predispone a una infección.

Para la cirugía se contó con dos equipos multidisciplinarios de médicos, personal de enfermería y técnico, que de manera simultánea efectuaron la cirugía de extracción y el implante del riñón, que fue donado por su hermana.

La única variación de este trasplante fue en el protocolo quirúrgico, explicó el doctor Martínez Ulloa, debido a que se reforzaron las medidas dentro del quirófano para garantizar mayor seguridad al paciente y al personal, por ejemplo, se utilizaron guantes de mayor grosor y lentes para evitar cualquier tipo de contaminación.

El doctor Mario Burgos Soto, nefrólogo de la UMAE del IMSS en Yucatán, indicó que el derechohabiente trasplantado evoluciona satisfactoriamente, no ha presentado complicaciones y continúa con sus medicamentos para evitar el rechazo del órgano y controlar el virus.

Ambos especialistas del IMSS destacaron la buena recuperación del paciente, pues a un par de semanas del trasplante disminuyó la anemia, mejoró el color de piel y la cantidad de líquido que tiene el cuerpo.

El derechohabiente trasplantado agradeció a los médicos que le brindaron la opción de trasplante y a sus familiares, particularmente a su hermana, por haberle dado una segunda oportunidad de vida.

ntb