Sufren viajeros en AICM por retrasos de al menos una hora en vuelos

Con maletas en mano, lentes de sol y vestimenta ligera, miles de viajeros se preparaban para salir o llegar a la capital para vacacionar. En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) algunos corrían de gusto de ver a sus familiares, quienes los esperaban con flores en la mano; otros sólo sonreían y caminaban presurosos hacia la salida para buscar un taxi, y unos más esperaban la hora de que sus vuelos salieran.

mex3i-2.jpg

Este inicio de vacaciones cientos de personas padecieron el mismo problema: el retraso en sus viajes. Al mediodía de ayer, durante una hora se contabilizaron al menos seis vuelos demorados por al menos 60 minutos.

Sin embargo, esto no es exclusivo de la temporada de Semana Santa. De acuerdo con datos del AICM durante todo el año pasado 93 mil 270 vuelos salieron demorados. De éstos, 60 mil 262 fueron “por causas imputables a las líneas aéreas”; otros 24 mil 971 fueron por “condiciones climatológicas”, y únicamente ocho mil 37 por la “infraestructura aeroportuaria”.

Estos datos los ven los turistas al llegar al Aeropuerto. En una pantalla de más de 10 metros de ancho y dos de alto, aparece un mensaje que se lee: “Operaciones Demoradas en el AICM 2016”, junto con las cifras de los vuelos retrasados en ese año.

Sandra Martínez se detuvo al ver este mensaje y con un aliento de esperanza comentó: “Espero que mi vuelo salga a la hora en el que está programado”.

La mujer de piel morena y ojos grandes veía su reloj que tenía colocado en la muñeca de su mano derecha, volteaba a ver a la gente y regresaba su mirada otra vez a la pulsera que le marcaba la hora. Creía que en cualquier momento las manecillas avanzarían con rapidez.

Era mediodía cuando esta mujer esperaba que su reloj marcara las 13:00 horas para ingresar a la sala 2 de la terminal 1 del Aeropuerto. Ella quería estar a tiempo para que no la dejara el avión y confiaba en que su viaje a Veracruz saldría a la hora prometida por la aerolínea.

Como ella, cientos de turistas llegaban al AICM con la esperanza de que su vuelo despegara a la hora ofrecida por la empresa, ya que al día 255 sufren retrasos.

En el Congreso de la Unión hay al menos tres iniciativas en las que se proponen sancionar a las aerolíneas por las demoras en sus vuelos y compensar a los pasajeros por estos retrasos.

La propuesta más avanzada es la que se discute en la Cámara de Diputados, la cual ya fue aprobada en la Comisión de Transportes y se espera que la siguiente semana, cuando regresen los legisladores de vacaciones, el dictamen llegue al pleno para su discusión y aprobación.

Esta propuesta plantea que cuando la demora de su vuelo sea mayor a cuatro horas el pasajero sea compensado con descuentos en vuelos, alimentos y bebidas.

Sin embargo, si se cancela el vuelo por responsabilidad del cocesionario o permisionario, éste, a elección del pasajero, deberá reintegrarle el precio del boleto o la proporción que corresponda a la parte no realizada del viaje; ofrecerle transporte en el primer vuelo disponible y proporciónale acceso a llamadas telefónicas y envío de correo electrónicos.

Profeco sanciona dos mil 500 comercios

En el primer trimestre del año, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha llevado a cabo 18 mil 338 visitas de verificación en todo el país, ha iniciado dos mil 566 procedimientos por infracciones a la ley e impuesto multas por 75 millones de pesos, informó Rafael Ochoa Morales, titular en funciones del organismo.

Al encabezar acciones de verificación e información en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente, el funcionario dio a conocer que durante el periodo enero-marzo de este año se han recibido 15 mil 207 quejas en todo el país, de las cuales siete mil 187 están radicadas en la Ciudad de México.

Ochoa recorrió los módulos de atención al público ubicados en la Terminal 1 del aeropuerto capitalino y conversó con los usuarios en las áreas de llegadas nacionales, internacionales y comida rápida.

Profeco mantiene 40 módulos en los 15 aeropuertos con mayor tráfico de turistas y 40 más en las principales terminales de autobuses de las 32 entidades.