Así fue la relación gastronómica de Anthony Bourdain con México

El chef consideraba a la cocina mexicana como una de las más emocionantes del planeta; Bourdain se suicidó el viernes pasado en una habitación de hotel en Francia

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Anthony Bourdain

Anthony Bourdain amaba a México, a cuya cocina consideró como una de las más emocionantes del planeta si se le prestara la atención debida.

En su programa Anthony Bourdain: sin reservas, el chef norteamericano dedicó un programa entero a la cultura mexicana.

En 2009, durante un viaje a la frontera, en Tijuana, disfrutó de la sazón de las cantinas. En la Ciudad de México visitó restaurantes y fondas, donde degustó platillos típicos como el mole poblano y las carnitas.

Según Verne, incluso, en medio del caos de la capital, el chef se dio tiempo de probar unos tradicionales tacos de suadero en un puesto en el Centro Histórico.

“La comida perfecta o las mejores comidas ocurren en contextos que poco tienen que ver con la comida”, mencionó el chef en una ocasión.

En 2014, Bourdain visitó Teotitlán del Valle (Oaxaca), donde conoció la cocina tradicional zapoteca de la zona en el restaurante familiar de Abigail Mendoza. “Miren la fuerza de sus manos, el poder. Es impresionante y hermoso”, dijo en su programa.

Pero la relación de Bourdain con México no se reduce a la gastronomía y los viajes. En su blog en Tumblr, el chef defendió el papel de los migrantes mexicanos en Estados Unidos ante la actitud negativa que se tiene ante ellos.


“México. Nuestro hermano de otra madre. Un país con el que, nos guste o no, estamos inexorable y profundamente involucrados, en un abrazo cercano pero a menudo incómodo”, escribió.

Bourdain pasó dos décadas en diversas cocinas y restaurantes, donde limpió platos y después preparó comidas de lujo antes de aceptar una oferta de un amigo de viajar a México, con la condición de que escribiera una novela.

Con eso dio un giro a su carrera, primero como autor y luego como conductor de programas de televisión.

El pasado 8 de junio, el chef estadounidense fue encontrado muerto en su habitación de un hotel en Estrasburgo, Francia, en el marco de una filmación de su programa estelar para CNN “Parts Unknown”.

Bourdain, de 61 años y quien había confrontado problemas de alcoholismo y drogadicción, decidió ahorcarse en su habitación conforme se encontraba en la quinta temporada de su programa, donde recorría el mundo en busca de experiencias gastronómicas únicas.

 

 

 

 

 

 

 

cls