Investiga Francia a guardaespaldas de Macron por golpiza a manifestante

Benalla estaba a cargo de la seguridad de Macron durante la campaña del 2017; el viernes fue despedido y las autoridades allanaron su casa el sábado

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Las autoridades francesas iniciaron una investigación sobre uno de los guardaespaldas del presidente Emmanuel Macron quien fue captado en video golpeando a un manifestante en mayo.

La golpiza propinada por Alexandre Benalla fue captada en video, y ha desatado un escándalo político para el mandatario francés.

La fiscalía de París anunció el domingo que Benalla y otros cuatro funcionarios están siendo investigados, y deberán asistir a una audiencia con un juez, donde podrían ser instruidos de cargos.

La fiscalía dijo que Benalla, quien estaba a cargo de la seguridad de Macron durante la campaña presidencial del 2017, y Vincent Crase, quien estaba al lado de Benalla durante el incidente, tienen por ahora prohibido poseer un arma o trabajar en eventos públicos.

Tras ser despedido, policía investigó en casa de Benalla

Foto: Especial

Investigadores franceses allanaron el sábado la casa de un hombre que fue de los principales guardaespaldas del presidente Emmanuel Macron y quien fuera filmado cuando golpeaba a un manifestante en mayo.

La participación de Alexandre Benalla en la golpiza, así como los cuestionamientos sobre el manejo del incidente por parte del gobierno francés se están convirtiendo en una de las crisis políticas más grandes que Macron ha enfrentado desde que asumió la presidencia el año pasado.

El Palacio del Eliseo despidió al guardaespaldas Benalla un día antes de que la policía allanara su casa el sábado por la mañana en el suburbio parisino de Issy-Les-Moulineaux, de acuerdo con la fiscalía de París.

Pese a su cambio oficial a un trabajo burocrático, Benalla fue visto este mes en actividades de la policía en varios eventos de gran repercusión, entre ellos el regreso de la selección de Francia que se coronó en la Copa del Mundo el lunes, un acto al que asistieron cientos de miles de personas.

Macron ha mantenido un perfil bajo al respecto y hasta ahora no ha hablado de los incidentes.

cms