• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
NAIM

Si se determina que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) sigue, también se debe cuidar que obtenga la certificación Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED, por sus siglas en inglés), que se entrega a las construcciones sustentables, ya que cancelar la obra traería repercusiones negativas para la economía mexicana.

Hace unas semanas, quien fue propuesto para ocupar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, aseguró que si se decide continuar con la actual construcción se buscaría reducir los costos de las obras más caras, incluso si ello significara no recibir esta certificación.

En este sentido, Ignacio García de Presno, socio Líder de Asesoría en Infraestructura de KPMG en México, explicó que esta certificación es imperante, pues hasta podría cambiar la calificación crediticia del país, si en la obra más importante del sexenio no se respetan los compromisos que tiene México en materia ambiental.

“La fuente de pago de los financiamientos contratados, como la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), está en dólares; y aunque es muy sólida en ese sentido, cambiar este tipo de decisiones (recortar gastos) incluso el cancelar la obra o el alcance de la misma, podría afectar al país, de ahí que se deban realizar estudios más específicos para ver si existe viabilidad”, apuntó.

Señaló que el problema, realmente radica en que aunque se ha hablado mucho en torno a la posibilidad de cambiar de lugar la construcción de la terminal aérea, los integrantes de la próxima administración no han informado claramente cómo se haría, o el plan a seguir, lo cual termina por afectar aún más las decisiones.

“La calificación LEED si hay una afectación si se pierde la calificación LEED, México por muchos tratados que tiene firmados, esta comprometido a cumplir con el tema de sustentabilidad, estamos tratando de convertirnos en un país verde, como para dejarlo en este momento”, dijo en entrevista con La Razón.

  • El dato: Actualmente se trabaja en la certificación LEED, platino V4 para el edificio terminal y la oro para la torre de control y el centro de control aérea.

El reconocimiento LEED es una certificación otorgada a partir de 2002, por el Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos, que evalúa, a través de acciones objetivas de diseño y parámetros cuantificables en el proceso de construcción de edificios sustentables de alto rendimiento, el manejo óptimo y la utilización eficiente de los materiales, entre otros.

Compartir