• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Lira turca. Foto: Especial
Lira turca. Foto: Especial

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que boicoteará productos electrónicos fabricados en Estados Unidos en medio de una disputa diplomática que ayudó a provocar una crisis monetaria.

De acuerdo con AP, Erdogan sugirió que Ankara dejaría de comprar iPhones fabricados en Estados Unidos, en detrimento de celulares de la marca surcoreana Samsung o de la local Vestel. “Si ellos tienen iPhone, hay Samsung en otras partes. Nosotros tenemos Vestel”, señaló.

No obstante, no estuvo claro cómo se hará cumplir el boicot. El dirigente renovó además un llamado a la ciudadanía para que convierta sus dólares en liras turcas y ayudar así a fortalecer la moneda local, aunque es una tarea complicada.

El valor de la lira turca se desplomó la semana pasada, ante la preocupación por las políticas económicas de Erdogan, y luego de que Estados Unidos impuso sanciones a Ankara por la detención de un clérigo estadounidense.

La moneda turca se estabilizó el martes cerca de su mínimo histórico, mientras los inversionistas evaluaban los próximos movimientos del Ejecutivo de Erdogan para evitar una crisis financiera total. La lira se cambiaba a alrededor de 6.55 dólares en la mañana del martes, seis por ciento más que en la víspera, cuando el banco central liberó efectivo para las entidades financieras. La cotización de la divisa alcanzó su peor dato histórico el domingo, con 7.23 por dólar.

Gráfico: La Razón de México

Los mercados de acciones mundiales repuntaron el martes, cuando la lira de Turquía se retiró de una reciente caída en picada y los tranquilizadores datos de Alemania ayudaron a compensar los últimos tambaleos en la gigantesca economía de China.

Después de tres semanas de fuertes golpes, la lira tuvo un respiro, ya que las señales de que las autoridades turcas estaban tratando de resolver el daño no resuelto provocaron un repunte de alivio de más de 5 por ciento, a poco menos de 6.5 por dólar.

Aun así, la moneda perdió casi un 10 por ciento el lunes y los nervios se volvieron a probar brevemente cuando el presidente Tayyip Erdogan instó a los turcos a boicotear los productos electrónicos de Estados Unidos en respuesta a las recientes críticas de Washington.

“No creo que todo haya terminado”, dijo Minh Trang, operador senior de divisas en Silicon Valley Bank, en Santa Clara, California. “Estamos recibiendo un respiro del último movimiento en terreno negativo”.

Los turcos han agotado la posibilidad de alzas en las tasas de interés y están acorralados por su nivel inadecuado de reservas de divisas, dijo en una nota Paul McNamara, director de Inversiones de Mercados emergentes de GAM Investments, en Londres, Reino Unido.

  • El Dato: Europa acusa que el banco central de Turquía no tiene independencia y por eso la lira turca se ha devaluado.
Compartir