• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Gerardo Esquivel. Foto: Especial
Gerardo Esquivel. Foto: Especial

El gobierno del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunciará formalmente un incremento al salario mínimo el 1 de diciembre próximo, por lo que ese cambio entrará en vigor el 1 de enero del próximo año, confirmó el próximo subsecretario de Egresos, Gerardo Esquivel.

En entrevista con Bloomberg, Esquivel afirmó que López Obrador aumentará el salario mínimo de 88.36 a 101 pesos, un incremento de 14.3 por ciento, con la intención de situarlo por arriba del umbral necesario para cubrir las necesidades básicas de cualquier mexicano, aunque aceptó que el salario mínimo debería ser del doble al actual, es decir, de más de 160 pesos.

Es una posibilidad muy real, la de aumentar el salario mínimo, por primera vez en mucho tiempo, por encima del umbral de pobreza extrema. El salario mínimo será suficiente para superar ese umbral, pero aún es bajo “, dijo Esquivel.

Esquivel, quien deberá ser ratificado por el Congreso para ocupar ese cargo, agregó que el objetivo de López Obrador es que a finales de su administración, en el año 2024, el salario mínimo sea el doble del actual para que los mexicanos rebasen la línea de pobreza.

El futuro subsecretario de Egresos recomendó que el gobierno elevará los salarios para tratar de evitar un mayor avance de los niveles de pobreza extrema en México desde que se desempeñaba como coordinador ejecutivo de investigación del Instituto Belisario Domínguez,  un órgano especializado encargado de realizar investigaciones estratégicas sobre el desarrollo nacional que depende del Senado.

Gráfico: La Razón de México

Esquivel no explicó, sin embargo, si ese incremento contará con el aval de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), un órgano descentralizado que está integrado por representantes del gobierno, empresarios y trabajadores, que es quien determina y actualiza los salarios mínimos del país.

En caso de concretarse este aumento, el salario mínimo de los trabajadores recibiría un impulso mayor que en los dos años previos, cuando la remuneración mínima registró aumentos de mayor dimensión, para tratar de mejorar la capacidad adquisitiva de las familias.

El año pasado los trabajadores vieron una reducción en términos reales de la capacidad adquisitiva de sus sueldos, debido al avance de la inflación.

De hecho, los salarios en el país hilaron una racha de 13 caídas seguidas en términos reales, entre enero de 2017 y febrero de 2018, debido a que la inflación estaba en una espiral ascendente y tocó un nivel de 6.77 por ciento en diciembre del año pasado, el mayor de los últimos 16 años y medio.

De ahí que, la Conasami avaló que este año el salario mínimo subiera 10.4 por ciento, al pasar de 80.04 a 88.3 pesos por jornada laboral.

  • El Dato: Conasami afirmó que hasta julio, la canasta básica tiene un costo actual de mil 492 pesos.
Compartir