• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El candidato José Antonio Meade (der.) y Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero BBVA Bancomer, (izq), ayer, en la CDMX. Foto: Especial

El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, aseguró que en caso de que Andrés Manuel López Obrador no asista a los debates, él tampoco acudiría, ya que son un espacio de contraste de ideas a favor de la ciudadanía.

“No, porque a mí me parece que la idea de un debate es que contrastemos nuestras ideas quienes estamos deseosos de participar. Si no estamos los que estamos deseosos de participar, no es un debate. Yo estoy dispuesto a debatir mis ideas con todos los que están dispuestos a participar al mismo tiempo. Y en ausencia de eso, estoy dispuesto a confrontar mis ideas con quien sea distinto en la contienda, que quiera contrastarlas conmigo”, mencionó.

Luego de reunirse con ejecutivos del Grupo Financiero BBVA Bancomer, mencionó que debatir quiere decir contrastar ideas y defenderlas, porque es importante presentar una idea y su sustento.

  • El Dato: Consejeras del INE advirtieron que quienes participen en debates durante las intercampañas no deben pedir el voto ni posicionar la plataforma electoral.

“Lo que queremos en la contienda es presentar nuestras ideas y debatirlas. Cuando alguien es invitado a debatir y no acepta, pues la verdad es que solamente es por una de dos razones: o porque le faltan ideas o porque le falta capacidad de defenderlas”, manifestó.

Sin embargo, adelantó que existen muchas dificultades para poder concretar cuando son tres candidatos; incluso cuando el debate es lisa y llanamente frente a los medios de comunicación; por ello indicó que es una preocupación que existan candidatos que no quieran hacerlo.

Por otra parte, dijo que en el tema de los nombramientos de fiscal General y Anticorrupción, son necesarias dos terceras partes del Congreso federal para poder hacerlo, así como la aceptación de los congresos locales a una mejor arquitectura para que permita hacer frente de mejor manera al tema de la corrupción, toda vez que los funcionarios deben generar espacios de confianza alrededor de las designaciones.

“Nosotros hemos comentado que si el país fue capaz de ponerse de acuerdo en hacer una reforma constitucional para construir un Sistema Nacional Anticorrupción, es una vergüenza que no estemos a la altura de lograr que éste funcione”, expresó.

Aseveró que seguirá insistiendo en que la contienda electoral no tiene por qué retrasar los temas que a los ciudadanos les interesan más, porque cualquier ente que reconozca no tener capacidad de generar consensos le queda mal a los mexicanos.

Compartir