• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Manifestantes protestan contra violencia del gobierno, el pasado 26 de julio. Foto: AP
Manifestantes protestan contra violencia del gobierno, el pasado 26 de julio. Foto: AP

Tras cumplirse 100 días de la represión y manifestaciones en Nicaragua, organizaciones civiles solicitaron a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una sesión del Consejo de Seguridad para evaluar “la oleada de persecución en contra de manifestantes” que ha dejado más de 400 muertos.

En una misiva, con el respaldo de 20 asociaciones y movimiento sociales, demandaron al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la reunión para poner fin al “rápido deterioro de la situación de seguridad y derechos humanos” por parte del gobierno de Daniel Ortega, pues consideran que no es visible una pronta solución a la situación, ya que continúan las ejecuciones extrajudiciales, casos de tortura y detenciones arbitrarias, que se agravan día a día.

“Una sesión del Consejo de Seguridad permitirá no solamente alertar a la comunidad internacional sobre el escalamiento de esta crisis, sino, más importante aún, permitirá proponer acciones concretas en adición a las declaraciones de condena expresadas por varos países y organizaciones regionales”, coincidieron.

Además, urgieron a las autoridades un cese a la represión y el desarme de paramilitares en el país, para dar inicio a un proceso de paz en la región, así como la creación de una comisión internacional de investigación para indagar de forma exhaustiva las violaciones a derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Advierten que en más de tres meses de protestas se reportan 448 muertos, de acuerdo con la Asociación Nicaraguense Pro Derechos Humanos (ANPDH) hecho que mantiene en un clima de miedo y desconfianza a la población por la creciente violencia; mientras que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) da cuenta de al menos 295 víctimas mortales.

  • El Dato: Las Asociaciones destacan el interés mostrado por Guterres al seguir de cerca la crisis y posible diálogo con el gobierno.

“La violencia es mucho peor debido a que elementos armados leales al gobierno están operando con el apoyo activo o tácito y en coordinación con la policía”, argumentan las organizaciones en torno a la abrumadora represión por parte de las autoridades.

En la carta de cinco páginas alertan que tan sólo el el último fin de semana “se reportaron a 758 personas secuestradas y desaparecidas en menos de 24 horas”, claro ejemplo de la situación.

Asimismo, hicieron un llamado también a poner a discusión sanciones económicas ante la violencias, algunas restricciones, así como posibles embargos de armas y prohibiciones de viaje a miembros del régimen de Ortega.

Entre las propuestas para atender la situación también exigen el nombramiento de un Enviado Especial para contribuir a las negociaciones de paz y mediación o establecer una misión de paz para este país.

Compartir