• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El grupo criminal de La Unión usa estos inmuebles.

Sin la mayoría de los hombres que siempre están vigilando en las puertas o en la azotea. Sin ese movimiento diario en el que entraban y salían personas, a veces para comprar drogas y otras para consumirlas ahí… así es como se encuentra desde el sábado al mediodía la vecindad que durante los últimos meses ha servido como refugio de La Unión, de El Betito.

Los vecinos y comerciantes del barrio de Tepito la llaman La Cueva. Es una vecindad que apenas puede verse entre los centenares de puestos metálicos del Eje 1 y República de Brasil, en la colonia Morelos. Tiene salidas por diferentes calles.

El dato:

  • Otra de las vecindades que utilizan los miembros de La Unión se encuentra en la calle de República de Paraguay número 62, en la Lagunilla.

Tras el asesinato de Manuel Iván García Llerena, El Pulga, jefe de sicarios y segundo al mando de La Unión, el lugar luce sin la movilización acostumbrada de comerciantes y vecinos.

De acuerdo con las indagatorias de las autoridades tanto locales como federales, en La Cueva suelen reunirse extorsionadores, distribuidores de drogas y sicarios que encabezaba este sujeto.

Las autoridades saben que en ese lugar se reunían y refugiaban hombres como El Pozole, El Manzano, Víctor Hugo “Á”, El Huguito; Erasmo “G”, El Trompas; Mauricio “G”, El Tomate, e Irving “H”.

Todos ellos forman parte del círculo más cercanos al jefe de la banda, Roberto “M”, El Betito.

Según registros de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría, en ese lugar han sido encerrados y torturados comerciantes de la zona, mientras juntan dinero para pagar rescates.

De hecho, la policía de la ciudad y la PGR han realizado operativos en este lugar y decomisado armas, drogas e incluso animales exóticos que pertenecían a La Unión.

Los agentes han sido agredidos e incluso recibidos a tiros desde las azoteas de este lugar, cada vez que acuden ahí. Quienes no conocen a los “cuidadores”, normalmente no pueden acercarse y mucho menos, entrar.

Sin embargo, desde el domingo al mediodía, el lugar quedó sin la vigilancia regular. A esa hora corría ya el rumor de que El Pulga acababa de ser ejecutado.

Durante la madrugada se comenzó a difundir la versión de que una de las personas ejecutadas la noche del viernes afuera de una Unidad Habitacional en la colonia Atlampa era ese hombre; sin embargo, no habían confirmado la versión.

Vecinos aseguran que al confirmarse la noticia, El Huguito y algunos hombres en motonetas salieron de La Cueva y comenzaron a recorrer las calles de Tepito.

Iban y venían entre las vecindades y los puestos; sin embargo, ya no regresaron a La Cueva. El lugar hasta anoche lucía vacío. Ahí quedó una motoneta y un agujero que desde hace días han estado escarbando y que no se sabe para qué es.

El mes pasado, una manta colgada en la delegación Miguel Hidalgo amenazaba con matar a los miembros de La Unión. De los ahí mencionados El Gaznate, jefe de extorsionadores, y El Pulga, líder de sicarios, ya fueron asesinados.