Actuó Morena como si fuera oposición

PULSO POLÍTICO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

En la instalación de la 64 Legislatura y la apertura de su primer periodo de sesiones, el sábado, la oposición morena, que ganó arrolladoramente las elecciones de julio pasado para llegar a la Presidencia de la República y al Congreso de la Unión con amplia mayoría en las Cámaras de Diputados y de Senadores, actuó en el recinto de San Lázaro como si no tuviera ya en su manos el Poder Legislativo, como tendrán pronto el Ejecutivo: con gritos, reclamos, exigencias y advertencias contra los que fueron sus adversarios y que aún gobiernan.

Discursos, gritos, porras, rechiflas, coros, interrupciones, abucheos a los oradores de otros partidos y manos de legisladores de Morena que agitaron carteles contra la gestión del Presidente Enrique Peña Nieto, contrastaron y dejaron atrás la aparentemente “tersa” transición y los ofrecimientos de respeto y “amor y paz” de su sucesor, Andrés Manuel López Obrador; porque la que fue oposición y hoy controla el Poder Legislativo, tuvo el desempeño de costumbre en el recinto de San Lázaro.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Después de dos semanas de conceder entrevistas en diversos medios de comunicación, impresos y electrónicos, el Presidente Enrique Peña Nieto envió su sexto informe al Congreso de la Unión y, hoy a mediodía, en un acto que habrá en Palacio Nacional, dirigirá su último mensaje como titular del Poder Ejecutivo Federal.

En algunos casos, a lo largo de esas entrevistas, asumió su responsabilidad sobre errores, fallas e incumplimientos de campaña que no logró concretar durante su mandato y, en otros, repartió culpas a algunas áreas de su gobierno e implícitamente a sus titulares, sin mencionar nombres, que ni falta hacía para saber a quiénes se refería.

Acerca de los primeros, reconoció, entre otros, los de la “casa blanca” de las Lomas de Chapultepec, en el que admitió que injustamente involucró a su esposa, Angélica Rivera, así como el haber ordenado la liberación del precio de las gasolina en enero de 2017 lo que, dijo, “fue una decisión francamente muy difícil, que se tomó pensando en el futuro y el bienestar del país”.

El sexto y último informe del Presidente Peña Nieto fue entregado por el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, al presidente de la Cámara y del Congreso, Porfirio Muñoz Ledo, quien anunció que será analizado en posteriores sesiones en San Lázaro y en el Senado, en las que seguramente habrá más críticas, reclamos y acusaciones al gobierno saliente.

Aunque se sabía que el Ejecutivo Federal dirigiría hoy  un mensaje en Palacio Nacional, igual que en los años anteriores, fue hasta el viernes por la tarde cuando se distribuyeron las invitaciones, que muchos no recibieron, por lo que estarán ausentes en ese evento.

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz

Latest posts by Francisco Cárdenas Cruz (see all)