Castigo a porros, exige Graue

PULSO POLÍTICO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Ahora que el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, anunció que no descansará hasta que se aclare y se detenga a los responsables de la cobarde agresión a los alumnos del CCH Azcapotzalco, el lunes 3 de este mes, muchos, dentro y fuera de la institución, recuerdan aquel ofrecimiento que hiciera el 8 de marzo de 2016, de que el Auditorio Justo Sierra de la Facultad de Filosofía y Letras, rebautizado como “Che Guevara”, sería desalojado.

Es largo el desfile de rectores que han llegado a ocupar el principal despacho de la famosa torre de CU, sin atreverse a limpiar ese nido de pseudoestudiantes, vagos, drogadictos, porros y “aprendices de guerrilleros”, que desde hace años lo han convertido en hotel y motel; además de sitio en el que se gesta violencia y se genera la venta de drogas en el campus.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Sin dar detalles, y sólo para el aparente cumplimiento de la austeridad que proclama Andrés Manuel López Obrador, de lo que será prioritario en su gobierno, el líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, anunció un recorte de 28 por ciento a las percepciones de éstos; medida que no llegará a otros rubros.

Por ejemplo, ni a los aguinaldos que recibirán en diciembre, apenas a cuatro meses de haber llegado a ocupar las curules en San Lázaro; ni a la ayuda en transporte para pagos de peaje en autopistas; ni tampoco en los apoyos económicos que reciben los grupos parlamentarios por actividades administrativas, que serán revisados.

Se ufanó Delgado de que, por unanimidad, se pactó una reducción de 36 mil pesos por diputado con la cancelación de los pagos de seguros médicos mayores, de vida y separación individual; fondo de ahorro, así como vales de gasolina y comida.

De  lo que se trata, dijo el morenista, es suprimir los gastos que percibían los integrantes de la Cámara baja, considerados como privilegios, que quedarán suprimidos en la actual Legislatura, en la que él preside la Junta de Coordinación Política, en la que están los coordinadores de las demás bancadas.

Crece el malestar por las llamadas “manuelitas” de Chiapas, las diputadas locales y regidoras que después de asumir sus cargos, fueron presionadas, y hasta amenazadas, para que solicitaran licencias y los dejaran en manos de varones, lo que ayer llevó a varias legisladoras federales a protestar por esos hechos.

La diputada federal Lorena Valles, de Morena, a nombre de un grupo de compañeras que ofreció una conferencia de prensa en la sede de San Lázaro, pidió que las autoridades electorales intervengan para investigar por órdenes de quién o quiénes se obligó a sus colegas chiapanecas a dejar sus cargos.

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz

Latest posts by Francisco Cárdenas Cruz (see all)