• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte.

El nuevo gobierno dio a conocer que dentro de sus prioridades se encuentra seguir invirtiendo en infraestructura, así como su interés por continuar dándole partido a la Iniciativa Privada, pero sin descuidar la inversión pública; esta fórmula es una oportunidad para la fusión de Banorte-Interacciones.

En entrevista con La Razón, el director general de Grupo Financiero Banorte, Marcos Ramírez Miguel, señaló que aún hay una gran brecha que se tiene que cerrar en materia de infraestructura en el país, pues en comparación mundial,  México sigue muy atrás.

Resaltó que el nuevo gobierno lo que quiere es detonar la infraestructura y el que lo haga de manera austera “nos va bien”, porque ello les pemirte enfocarse en necesidades específias y en ser más competitivos en el sector.

Con un crecimiento de 27 por ciento en sus utilidades en el segundo trimestre del año, las perspectivas hacia delante para el banco son muy positivas, debido a que esta adquisición convirtió a Banorte como el segundo Grupo Financiero más importante del país y el primero en manos de inversionistas mexicanos.

Cabe resaltar, que Interacciones se enfoca principalmente en el desarrollo de financiamiento a proyectos de la construcción e infraestructura para el sector privado y para los gobiernos federal, estatales y municipales del país.

Con un nuevo gobierno austero, ¿qué oportunidades ve Banorte al fusionarse con Interacciones? Lo veo con mucha oportunidad. El gobierno lo que quiere es detonar la infraestructura y lo que ha dicho es que: uno, va a ser austero; que a mi parecer, nos va bien; y la otra es que va a ser a partir del gasto, que en infraestructura es donde más se necesita; y ahí la buena noticia es que lo que necesitamos es enfocarnos, hacer que sea competitivo y después, ya que entre la iniciativa privada.

Como parte de la IP, Banorte podría meter la infraestructura, con la única finalidad de ser todavía más competitivos. En términos de país, como potencia mundial somos el número 11, todo mundo lo sabe, pero en términos de infraestructura medidos por el Banco Mundial, estamos en el lugar 64. Imagínate toda la brecha que tenemos que cerrar, y la única manera de hacerlo es junto con los gobiernos, sobre todo los estatales y los municipales.

 Toda esa infraestructura es la tecnología que tenemos ahora a raíz de esta fusión y que queremos llevarla a otros lados; entonces, yo lo veo como una oportunidad gigante y la retórica de este gobierno encaja perfecto en nuestros objetivos, entonces, estamos muy contentos.

El dato:

  • Interacciones se enfoca en otorgar créditos para proyectos de obras y construcción.

¿Qué resultados estarían esperando para el cierre de este año? Las carteras que las crecemos normalmente, este año habíamos dicho que la íbamos a pasar 8.0 por ciento; en lugar de eso, porque vino la fusión, se cree que vamos a crecer 28 por ciento, no es que crecimos el 28, crecimos el 8 más el otro 20 por ciento que se nos vino, esa es la velocidad y de ahí lo que tenemos que hacer es que para el próximo año ya se les ofrezca todo el abanico de opciones a los clientes.

 Un buen cliente es el que tiene ya varios productos con nosotros, es el que le puedes vender el seguro de auto, le puedes vender hipotecario, le puedes el auto; imagínate, hablando del hipotecario, se queda 30 años contigo o sea, esos productos locomotoras, los tenemos que tener para que los clientes nos fidelicen y ellos estén contentos con nosotros y les podamos vender mas productos.

¿Cuándo daría los primeros frutos el sector de infraestructura? La fusión fue el viernes 13 de julio y el día lunes 15 ya queríamos que se empezara  a notar; así de inmediato, no al 100 por ciento, pero sí para los clientes; queremos que todos los que estaban con Interacciones y que se vinieron para acá en la fusión, digan: ¡qué buen servicio me están dando en Banorte! 

A todo esto yo lo llamó fertilización cruzada; todo lo bueno de Banorte que se vaya a Interacciones y todo lo bueno de Interacciones se vaya a Banorte y ya lo empezamos a notar. Obviamente al 100 por ciento se notará a finales de este año, porque el próximo ya todos seremos uno. 

En el segundo trimestre del año, los resultados fueron ampliamente positivos para el grupo, lo cual fue posible a una visión de largo plazo que tiene el complejo.

¿Qué nos puede decir de esos resultados positivos financieros? Estoy muy contento de los resultados numéricos, lo que no se ve, y me gustaría trasmitirte es que detrás de los resultados, hay mucho trabajo, mucho oficio, las ganas de hacer bien las cosas. No son resultados que son sólo de una vez, porque estamos haciendo las cosas con suficiente atracción, para que el grupo financiero siguiera hacia donde va; tenemos un plan que se llama 20-20. Este plan fue un mandato de nuestro presidente de Consejo, Carlos Hank González, de ser el mejor grupo financiero para el año 2020, dividido en tres: para los inversionistas, para los clientes y los colaboradores.

Los números se ven bien, pero lo que más nos entusiasma es el proyecto que tenemos y lo que queremos hacer. A final de cuentas, los grupos financieros de este banco en general, somos los que hacemos la correa de transmisión, del que tiene el dinero y los necesita; y a la mayor velocidad que podamos hacer esto, mayor velocidad para el país y para todos. Estamos en perfecta sincronía, estamos muy bien aceitados, y debemos seguir con esa labor social y debemos ser los mejores.

Compartir