Invisibles, mexicanas asesinadas en el extranjero

En México se manifestó el apoyo desde las redes sociales, pero también hubo fuertes críticas hacia la misma víctima, ¡por increíble que parezca!…“Como dice mi abuelo: Están viendo que la chucha es brava y le patean el catre”… Así de mal estamos.

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El pasado 11 de agosto, sin hacer demasiado ruido, la noticia llegó desde Francia. Jessica (26 años) había muerto. Sus padres lo supieron luego de recibir una llamada de Pierre Labastida Garnier, pareja de su hija, quien les narró cómo la joven se había quitado la vida saltando por la ventana del departamento que compartían en la ciudad de Lyon.

La familia de Jessica Astorga Carballo se trasladó a Francia, donde siete días después el dictamen forense desmintió el suicidio. La joven mexicana había sido asesinada por su pareja, quien la estranguló, arrojando después su cuerpo al vacío para justificar su muerte. Un feminicidio más.

La Embajada de México en Francia envió un comunicado para hacer del conocimiento público su solidaridad y seguimiento al caso, a fin de “evitar cualquier espacio de impunidad en este terrible caso”.

¿Y aquí?… Aquí no hubo espacio para un solo mensaje, ni en las redes sociales. Nadie se ocupó del feminicidio de la mexicana en Francia. Jessica pasó prácticamente desapercibida para la opinión pública de su país, como si nunca hubiera existido…

Casi lo mismo ocurrió con María Trinidad Matus, la joven de 25 años asesinada durante un asalto en una playa de Costa Rica.

Jessica astorga junto a su esposo Pierre Labastida Garnier.

Era compositora, se confesaba fiestera y su sueño —así lo mencionó en su última fotografía en Instagram— era conocer el mundo. Pero su primera parada sería la última. Encontraron su cuerpo en la arena.

La familia de María Trinidad viajó a Costa Rica para recibir sus restos y brindarle un homenaje en el lugar donde murió. Mujeres costarricenses la acompañaron con consignas contra los feminicidios.

En México se manifestó el apoyo desde las redes sociales, pero también hubo fuertes críticas hacia la misma víctima, ¡por increíble que parezca!…

“Como dice mi abuelo: Están viendo que la chucha es brava y le patean el catre”… decía uno de los mensajes, en el que responsabilizaban a la joven de su propio asesinato. Así de mal estamos.

Por parte de las autoridades mexicanas ante el feminicidio de María Trinidad, ¡nada! Nunca se pronunció nadie. No hubo un solo mensaje. “Por el momento no habrá pronunciamiento del caso, lo estamos viendo con la familia” fue el mensaje de la oficina de Comunicación Social de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Y así ha sido hasta hoy, 20 días después.

Con María y Jessica suman seis mexicanas asesinadas en el extranjero en los últimos seis años.

Berenice Osorio de Viana fue apuñalada por su esposo en Bélgica este mismo año. El hombre se entregó a las autoridades y fue condenado a 15 años de prisión.

El año pasado fue Adriana, de apenas 23 años, quien conoció a su victimario en una isla de Venezuela, donde solía llegar el crucero en el que ella trabajaba.

Ella desembarcó y las cámaras la vieron salir acompañada del hombre. Pero cuando el barco zarpó, Adriana no había vuelto. El pasado 31 de enero de 2018 se emitió la sentencia contra el sujeto de nombre Raysley Sambo, quien recibió 17 años de cárcel.

El caso de Cécile Denise Acosta Reynaud ocurrió en 2012 y quedó pintado de impunidad. Su cuerpo fue encontrado calcinado, dentro de una maleta en la India, país al que había emigrado para seguir a su expareja, Martín Manrique Mansour, quien tenía la custodia de la hija de ambos.

Manrique fue encarcelado luego de ser considerado el principal sospechoso de la muerte de Cécile; estuvo tres meses en la prisión de Chennai, pero salió libre el 24 de julio de 2012, a falta de una acusación formal.

La madre de Denise señaló en su momento haberse sentido más apoyada por la Fundación Vicente Ferrer, que ayuda a gente en situación de violencia en la India, que por la propia Embajada de México en aquel país.

2012 también fue un año fatídico para Selena Graciano Macedo, quien fue degollada en Croacia por Edi Misic, quien fue sentenciado 12 meses después del crimen a 15 años de prisión.

El apartado de Relaciones Exteriores de la página oficial del Gobierno federal señala:

“Existen 141 representaciones consulares de México alrededor del mundo. Si alguna persona mexicana se encuentra en problemas, puede contactar al consulado o sección consular más cercana a su ubicación”.

Sin embargo, en más de uno de los casos aquí mencionados, la dependencia encargada de la protección a mexicanos en el exterior ha brillado más por su ausencia, indolencia y misoginia, que por su sensibilidad y eficacia.

Un raya más al tigre que agoniza…

Mónica Garza
Mónica Garza

Latest posts by Mónica Garza (see all)

Compartir