IP busca TLCAN de tres, para impulsar industrias automotriz, energética…

Para el sector privado las expresiones de Trump son parte de “una estrategia negociadora”; pese a nerviosismo permanecerán hasta el final en la mesa de diálogo.

Banderas de los 3 países integrantes del TLCAN (Foto: Archivo)

Las cúpulas empresariales de México, Canadá y Estados Unidos acordaron seguir impulsando que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sea trilateral, pues hay sectores como el automotriz, aeroespacial y energético que requieren de las tres partes para potenciar su crecimiento. Informó  el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

Ante el ambiente de nerviosismo en que se celebra la cuarta ronda de negociaciones, el directivo aseguró que la apuesta es conservar “a nuestros dos socios comerciales” como un instrumento para el desarrollo de México, por lo que permanecerán en las mesas de discusión hasta el final de los encuentros pactados.

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteara la posibilidad de acuerdos bilaterales, uno con Canadá y otro con México, Castañón dijo que en los empresarios “ya hemos acordado con los estadounidenses y canadienses que juntos vamos a impulsar a nuestros gobiernos, para que el tratado siga siendo trilateral, porque es la mejor sinergia que podemos tener”.

En ese sentido, mencionó que hay oportunidades extraordinarias en las industrias aeronáutica, automotriz, de energía, donde las tres partes hacen sinergias que deben avanzar para favorecer la economía de las naciones del bloque trilateral de Norteamérica.

Por su parte, el director del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Fernando Ruiz Huarte, expresó que se debe buscar fortalecer la región y la competitividad, por lo que los tres países deben mantenerse en el tratado.

Considera que las expresiones del gobernante estadounidense son parte de “una estrategia negociadora”, pues los jefes negociadores extendieron por dos más los encuentros que se celebran en Arlington, Virginia, esto para fortalecer la negociación.

De acuerdo con Castañón, los integrantes del “cuarto de junto” se encuentran apoyando a los jefes negociadores mexicanos, frente a temas complejos como el de contenido regional, facilitación laboral, propiedad intelectual y el Capítulo 19 sobre resolución de controversias.

Es por ello que esperan que en esta cuarta ronda se comiencen a perfilar acuerdos en estos ejes, y continúen hacia la quinta ronda, que se celebraría en México. Además, propondrán que se involucren los temas de anticorrupción y legalidad.

El líder empresarial reconoció que a lo largo de los encuentros ha habido propuestas difíciles de asimilar y que se rechazan, como la “cláusula de caducidad”, pero se mostró convencido por encontrar soluciones entre la cuarta y la quinta ronda.

“No podemos negar que nos interesa y lucharemos por conservar el TLCAN con nuestros socios comerciales, ningún acuerdo puede ir en contra del libre comercio y las reglas internacionales”, manifestaron los empresarios.

Acuerdo y elecciones presionan tipo de cambio

La junta de gobierno del Banco de México (Banxico) advirtió que las renegociaciones del TLC, así como las elecciones presidenciales de 2018, serán elementos que sigan inyectando incertidumbre en el tipo de cambio, ejerciendo presión sobre los precios al consumidor.

En la minuta de la última reunión de política monetaria, los integrantes del instituto central mencionaron que continúan los riesgos de que se revierta la apreciación que ha registrado la moneda nacional, ante el surgimiento de nuevos choques de naturaleza externa o interna.

De esta forma, entre los factores que en el corto plazo podrían incidir en el comportamiento del tipo de cambio, “destaca la incertidumbre respecto a un resultado adverso de las negociaciones del TLCAN, así como las elecciones en México del próximo año”.

Para los integrantes del banco central, una renegociación adversa del TLCAN podría afectar a la inversión en el sector automotriz y con ello la economía mexicana.

En cuanto al efecto por los sismos del 7 y 19 de septiembre, el Banxico reiteró que tendrán un efecto moderado y temporal sobre la inflación y la actividad económica en el país.