La última de Allen

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Woody Allen sigue traumado con Dostoyevski. Después de la estupenda relectura que hizo de Crimen y castigo en Match Point, vuelve a ensayar la trama en Irrational Man. Su mejor película desde Blue Jasmine.

En Crimen y castigo Raskolnikov asesina a dos personas para luego purgar una condena y una vez pagada su deuda reintegrarse a la sociedad. Una delirante enseñanza moral que inaugura la novela moderna. A partir de esta premisa

Woody Allen formula una pregunta. Qué habría ocurrido si Raskolnikov no se hubiera entregado a la policía. Es así como surge Match Point. Contar la misma historia pero subvirtiendo el desenlace. Tunear a Dostoyevski. Sólo un genio como Woddy Allen puede atreverse.

Ubicada en el contexto social opuesto, frente a la pauperización de Crimen y castigo, Match Point relata los vicios de la alta sociedad inglesa. Toda la película está musicalizada con ópera, para reforzar la sensación de aburguesamiento. Y utiliza el tenis como metáfora del azar. Chris Wilton se casa con una mujer ultra fresa. Y comienza a tener un affaire
con su concuña Nola Rice (Scarlett
Johansson). Cuando ésta lo amenaza con contarle todo a su esposa, Chris decide matarla. Finge un robo y le dispara en la puerta de su departamento.
Por casualidad una vecina presencia el asesinato y Chris le dispara también para no dejar testigos. Como en Crimen y castigo existen dos muertes. Pero para acentuar el dramatismo, en Match Point son tres, Nola está embarazada de Chris. A diferencia de Raskolnikov, Chris jamás confiesa y vive el resto de su vida con la culpa en su conciencia. El fantasma de la vecina se le aparece para atormentarlo. Al final su esposa, quien no conseguía quedar embarazada, tiene un hijo. Cerrando así el círculo.

Las referencias a la obra de Dostoyevski en Match Point (y en Irrational Man) están a la vista. Ambas películas son claramente un tributo. Tanto Chris como Abe Lucas (Joaquin Phoenix) leen novelas de Dostoyevski en las cintas. Irrational Man nace a raíz de una segunda pregunta a propósito de Crimen y castigo. Si en la novela Raskolnikov expía su culpa y en la pantalla Chris vive con ella, ¿qué sucedería si Raskolnikov no fuera a la cárcel ni tampoco permaneciera libre? ¿Existe un tercer desenlace de esta historia? Es lo que plantea Irrational Man.

Abe Lucas es un profesor de filosofía con una insuperable apatía por la existencia. Que se enamora de una de sus alumnas, Jill Pollard. Interpretada por Emma Stone, la musa de moda de Allen. Un día decide matar a un juez corrupto. Y como Raskolnikov y Chris elabora un plan. Hay matices entre las tres tramas. En Irrational Man vuelve a la idea sembrada en Crimen y castigo. La vieja usurera merece la muerte. Pero en Match Point se sacrifica a un inocente. Lucas envenena al juez con cianuro. Y se elabora la teoría del crimen perfecto, establecida por Dostoyevski. Una vez más, como Raskolnikov, coquetea con la idea de que lo puedan descubrir. Y hasta cierto punto se burla de la policía. Pero entonces la estudiante lo descubre. Y emerge una tercera posibilidad para resolver la trama.

Ya se ha cometido un asesinato. El del juez. Para replicar la trama de Crimen y castigo hace falta un segundo. Todo indicaría que la víctima sería Rita Richards, una profesora con quien Abe sostuvo un affaire, quien es la principal propagandista de la versión de que Abe es el asesino. Pero no. A quien decide matar es a Jill. Quien lo amenaza contantemente con delatarlo si no se entrega por su propio pie a la policía. Le prepara a Jill una trampa. Daña a propósito el elevador del edificio donde Jill toma clases de piano. En Crimen y castigo es la mente de Raskolnikov la que lo trastorna. En Match Point es la amenaza de Nola la que empuja a Chris a asesinar, no desea perder el statu quo que ha conseguido. En Irrational Man es la idea de pagar el crimen. Pero en contraste con Nola, Jill no esperaría a Abe a que terminara su condena.
Por lo que la tercera posibilidad para resolver la trama es eliminar al testigo.
Abe falla en su intento por empujar a Jill a través del hueco del elevador. Y por obra del azar, se resbala con una lámpara que cae del bolso de Jill y es él quien se despeña y muere.

El trasunto moral en Irrational Man queda fuera de juego. Abe no paga como Raskolnikov ni se queda impune como Chris. Estructuralmente esto podría parecer una deficiencia. Pero la obsesión de Allen con Crimen y castigo revela que no existe la historia perfecta.

Latest posts by Carlos Velázquez (see all)