Encabezada por estudiantes del CCH Azcapotzalco, recientes víctimas de violencia frente a la rectoría de la UNAM, la marcha del silencio contó con la participación de mas de 22 mil personas, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública. “Fuera porros” es la consigna que destaca en las acciones estudiantiles las cuales exigen mayor seguridad para la comunidad. Siguiendo el mismo trayecto, hoy se conmemoró la marcha que hace 50 años ocurrió a causa de las represiones estudiantiles de 1968.

Hace 50 años se originó la Marcha del Silencio para probar que los estudiantes no eran los provocadores.

El volante que el CNH difundió en aquella marcha decía: “Pueblo mexicano: puedes ver que no somos unos vándalos ni unos rebeldes sin causa, como se nos ha tachado con extraordinaria frecuencia. Puedes darte cuenta de nuestro silencio, un silencio impresionante, un silencio conmovedor, un silencio que expresa nuestro sentimiento y a la vez nuestra indignación”.

“Estamos aquí no sólo por una causa: estamos aquí por los compañeros de Azcapo, por los 50 años del movimiento estudiantil, por la violencia y los asesinatos en contra de los estudiantes, entre ellos los compañeros de Ayotzinapa”, dijo al micrófono Abraham Chavarria, estudiante del IPN que participó en la protesta.

Además puedes leer

“Estamos aquí por la violencia y los asesinatos”, clamor de estudiantes en Marcha del Silencio

oat