Sorprende reina Isabel II al acudir al Fashion Week London

Conversó con la editora de Vogue, Anna Wintour; la emperatriz de 91 años lució un vestido y chaqueta de tweed azul claro de Angela Kelly con pequeños cristales de Swarovski

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La reina Isabel II siempre se ha vestido con elegancia y estilo, sin embargo no había asistido a un evento de moda, sino apenas hasta ayer martes cuando asistió por primera vez a un desfile en la Semana de la Moda de Londres.

La monarca se colocó en primera fila, y conversó con la editora de Vogue, Anna Wintour, y presentó un premio en reconocimiento a la excelencia en el diseño británico.

Fue una salida inusual para la reina de 91 años, con una gran afición por el tipo de evento usualmente frecuentado por celebridades como Kate Moss y Sienna Miller.

La reina lució un vestido y chaqueta de tweed azul claro de Angela Kelly con pequeños cristales de Swarovski aguamarina, que combinó con guantes negros formales. Llevó una cartera a juego, por supuesto, y el pelo blanco peinado hacia atrás.

La reina no se molestó en usar los altos tacones de aguja favorecidos por muchas de las fashionistas más jóvenes. En su lugar, optó por un prudente par de zapatos negros corte salón, de tacón bajo.

“Como un homenaje a la industria, y como mi legado a todos aquellos que contribuyeron con la moda británica, me gustaría ofrecerle este premio a un nuevo talento joven”

Reina Isabel II

La familia real ha recibido a menudo a diseñadores y periodistas que cubren la Semana de la Moda, pero el nuevo premio, y la visita personal de la reina, le dieron una nueva dimensión a su apoyo para la industria.

Esta vez el afortunado fue Richard Quinn, recientemente graduado de Central Saint Martins que comenzó su propia firma en 2016 y recientemente fue reconocido como parte de la próxima ola de jóvenes diseñadores británicos.

Quinn, con sede en Londres, recibió el primer Premio de la Reina Isabel II al Diseño Británico. El Consejo de la Moda Británica lo eligió para el reconocimientoLa reina, que tenía una agenda ocupada desde que era su esposo de 96 años, el príncipe Felipe, se retiró de la luz pública, subió a la pasarela para dirigirse al público y elogiar la herencia de la moda británica.

“Del tweed a las Hébridas y el encaje de Nottingham, y por supuesto Carnaby Street, nuestra industria de la moda ha sido reconocida por su espectacular artesanía por muchos años, y continúa produciendo textiles de clase mundial y diseños de punta prácticos”, expresó.

A la gala asistieron Wintour, la modelo Naomi Campbell, la diseñadora Stella McCartney y otras luminarias de la moda.

 

 

dlm