• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Los fabricantes estadounidenses ya redujeron sus previsiones de ganancias para lo que resta del año.

Productores automotrices globales se reunirán en Ginebra esta semana para analizar cómo responder a las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de automóviles y repuestos de automóviles, dijeron funcionarios familiarizados con las conversaciones.

De acuerdo con Reuters, la administración de Trump ha sido duramente criticada por los fabricantes de automóviles, gobiernos extranjeros y otros, ya que considera aranceles de hasta 25 por ciento, según advierten críticos elevarán los costos de los vehículos, perjudicando las ventas de automóviles a nivel global.

El dato: 

  • 10 Por ciento de impuestos impuso Trump al aluminio importado

  • 25 Por ciento de gravámenes al acero decretó EU

Los viceministros se reunirán en Ginebra el 31 de julio para escuchar las opiniones de los demás, dijeron a Reuters un funcionario canadiense y otro mexicano, pidiendo que no se los nombre porque no estaban autorizados a hablar con los medios.

Varios poderes de fabricación automotriz han estado hablando en días recientes de sus temores y una posible respuesta coordinada a la investigación de la Sección 232 de Trump, que ordenó el 23 de mayo, para determinar si las importaciones de automóviles son una amenaza para la seguridad de Estados Unidos.

La sonda podría completarse en unas semanas, aunque otras similares ordenadas el año pasado, que dieron lugar a aranceles de 25 por ciento para el acero y de 10 por ciento para el aluminio, tardaron unos 10 meses. El Departamento de Comercio tiene 270 días para ofrecer recomendaciones al presidente después de que comience una investigación. Luego tiene 90 días para actuar sobre ellos.

“La reunión está destinada a reunir a las principales naciones autoproductoras para que podamos discutir nuestras preocupaciones sobre la investigación de la Sección 232 del Departamento de Comercio de Estados Unidos para automóviles y repuestos”, dijo el funcionario del gobierno canadiense. Las eventuales tarifas en automóviles podrían afectar a Hyundai Motors, Toyota de Japón y BMW.

Compartir