• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Alumnos de facultades y prepas abarrotan la explanada de Rectoría, ayer. Foto: Daniel Aguilar, La Razón
Alumnos de facultades y prepas abarrotan la explanada de Rectoría, ayer. Foto: Daniel Aguilar, La Razón

Ningún grupo porril organizado hubiera podido reventar el contingente de cerca de 30 mil estudiantes que partieron de las inmediaciones del Metro Universidad hasta la explanada de Rectoría en Ciudad Universitaria, con una causa real, sin líderes estudiantiles, sin razones políticas, sin sindicatos magisteriales. En cientos de casos, acompañados por sus familias. Una marcha genuina.

Los frentes estudiantiles de las diferentes escuelas de la UNAM se unieron rápidamente a las consignas iniciadas por sus compañeros del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de los planteles Azcapotzalco, Vallejo, Sur y Oriente, quienes el pasado lunes fueron violentados por un grupo de choque o porros. El pliego petitorio no se improvisó; era el mismo y por las mismas causas.

Mayor seguridad, mejores condiciones para los alumnos en sus planteles, que se termine el cobro de cien pesos en las reinscripciones y la principal consigna: la omisión de las autoridades para sacar a los porros, por todos identificados en los distintos planteles de la máxima casa de estudios. Uno por uno. Eso y no otra cosa es lo que encierra una frase exacta: “¡fuera porros de la UNAM!”.

Lo mismo hicieron la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Escuela de Periodismo Carlos Septién; estos últimos vitoreados durante su arribo como si la marcha no pudiera iniciar sin su presencia; y así fue, una vez conformados, comenzaron a descender.

“Y que sí y que no, ya volvimos a salir”. “Que lo venga a ver, que lo venga a ver, ese no es un rector, es un racista, macho y burgués”, fueron algunas de las consignas coreadas por los estudiantes, quizá las que más significaban para ellos, como el ya conocido conteo del 1 al 43.

Pancartas, lonas, grupos feministas repudiando, aún más, los feminicidios y agresiones por cuestiones de género ocurridas tanto afuera como dentro de CU, el más reciente es el caso de Miranda Mendoza, de 18 años, quien fue secuestrada al salir del CCH Oriente, el pasado 20 de agosto. La joven fue asesinada y calcinada; sus restos fueron arrojado en la carretera federal México-Cuautla.

El Circuito Mario de la Cueva era tomado centímetro a centímetro por los alumnos, algunos marcados con tintas en sus rostros para identificarse de posibles ataques porriles; cadenas humanas resguardaban a cada uno de los grupos. Los goyas, los huelum, el piso cimbrado, tembloroso, cuando cada uno de los marchistas salía disparado, corriendo.

También puedes leer: Padres solidarios marcharon con sus hijos en la UNAM.

Los estudiantes paladeaban saliva para refrescar la garganta que poco a poco se iba terminando. Los ánimos parecían no terminarse, aumentaban cuando los contingentes entraban a las Islas, se iban acumulando en las escalinatas de la Biblioteca Central y frente al edificio de Rectoría, que estaba desolada, muda.

Un puño arriba, luego otro, hasta que se lograba un silencio mortuorio para poder escuchar lo que algún “compa” del CCH explicaba. Todo pidieron la comparecencia de Enrique Graue Wiechers.

Hubo un connato de pánico, algunas palabras y manoteos. Tranquilos, no pasa nada; no pasó nada. Avenida Insurgentes cerrada por un grupo de “anarquistas”: 20 personas que querían ser vistas.

Por la mañana, un grupo de aproximadamente 700 estudiantes de la Facultad de Estudios Superiores campus Acatlán, abarrotaron la estación Miguel Hidalgo del Sistema de Transporte Colectivo Metro en su peregrinar a CU.

“Fuera porros de la UNAM, fuera porros de la UNAM”, fue el grito de lucha que consignaron rumbo a la marcha-protesta contra las agresiones que alumnos del CCH Azcapotzalco recibieron el pasado lunes. Los cartelones pidiendo justicia para los estudiantes de la UNAM no se hicieron esperar, pues al grito de “castigo, castigo a los culpables”, exigieron sanciones para los responsables de los actos vandálicos.

  • El Dato: Durante la protesta, los estudiantes pidieron seguridad en los planteles, un alto a la represión y la erradicación de los grupos porriles, entre otros.

Con información de Jorge Butrón

También puedes leer: Reporta SSP saldo blanco en marcha de universitarios