Abraham Levy completa travesía por el Atlántico en 106 días

El mexicano Abraham Levy está por hacer historia en la navegación marítima. Después de remar por el Océano Atlántico desde España por más de cuatro meses, y unicamente transportado en un bote de remos oceánico impulsado por su propia fuerza,Abraham Levy está a sólo un día de llegar a Cancún, despúes de 105 en mar abierto.

Acostumbrado a recorrer miles de kilómetros de playas mexicanas en su kayak, el pasado 21 de octubre inició un nuevo reto: tomar la ruta que realizó Cristóbal Colón y Hernán Cortés para llegar a América.

El trayecto lo realiza en un Bote de Remo Oceánico (BRO) de apenas 6 metros de longitud hecho de fibra de carbono.

Salió del Puerto de Palos de la Frontera en Huelva, España, mismo sitio de donde partieron en 1492 las carabelas La Pinta y La Niña y la Santa María, que conformaron la expedición encabezada por Cristóbal Colón. En total serán 9 mil kilómetros desde este punto hasta Cancún, Quintana Roo.

La embarcación de Levy se distingue por una bandera mexicana que lleva siempre al frente, costumbre marítima que indica a cualquier embarcación su procedencia.

En el interior del bote cuenta con un compartimiento hermético en el que duerme y donde depositó más de 700 kg de alimentos deshidratados para el viaje, equipo de localización GPS, un teléfono satelital a prueba de agua, polvo y golpe, y un radio VHF que usan los botes que salen a la mar.

También lleva consigo un aparato conocido como PLB (personal locator beacon o radiobaliza de localización personal), que mandará una señal de auxilio en caso de emergencia.

No es la primera vez que inicia una travesía de tal magnitud, ya que ha logrado recorrer 11 mil kilómetros en condiciones similares en México.

El gusto por la aventura y las expediciones lo adquirió de su abuelo, quien le relataba historias de los grandes exploradores de la historia.

“Crecí con un abuelo que le gustaba mucho estar al aire libre, con una sensibilidad muy especial para admirar las cosas simples que se nos atraviesan en el caminar. Solía caminar con él al cerro y me gustaba muchísimo; siempre me platicaba de exploradores, de lugares y ponía mapas frente a mí”, cuenta Levy en uno de los videos que subió a su página de internet sobre su actual viaje.

Asegura que la armonía más perfecta sólo existe en los lugares naturales, por lo que no teme dejar atrás la comunicación con otras personas, reproductores de música o video u otros artefactos tecnológicos no esenciales para su viaje.

Durante su travesía el remero mexicano ha posteado tuits casí todos los dias del viaja para relatar su aventura.

click para ver gráfico