Armando el rompecabezas

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Desde hacía meses las autoridades federales buscaban detenerlos y por fin lo lograron. Se trata de dos hermanos: Cruz y Bernabé Sotelo, quienes junto con otros sicarios fueron los responsables directos de asesinar, quemar y tirar al río Cocula los restos de varios estudiantes desaparecidos esa terrible noche del 26 de septiembre del 2014.

También aprehendieron a Mauro Taboada, quien fue el encargado de matar y desollar a otro de los jóvenes que perdieron la vida.

Los detenidos, pertenecientes al grupo Guerreros Unidos, ya declararon. Sus palabras concuerdan con la investigación efectuada por la Procuraduría General de la República.

 El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, afirmó que los hermanos Bernabé, El Peluco, y Cruz, El Wasako, Sotelo Salinas habrían recibido a los jóvenes por parte de elementos de la Policía Municipal de Iguala. “También se sabe que Bernabé Sotelo estaba a cargo del armamento del grupo delictivo del que formaban parte”, señaló.

 Cuando El Cabo Gil, uno de los principales mandos del cártel Guerreros Unidos, fue capturado, en septiembre del 2015, manifestó en su declaración la participación de Mauro Taboada y señaló que éste asesinó y desolló al normalista Julio César Mondragón, quien por cierto dejó huérfana a una bebé recién nacida.

Y es precisamente desde esa fecha que la Policia Federal empezó a buscar a los hermanos Sotelo y a Mauro Taboada.

Esta indagatoria se ha podido armar, en gran medida, gracias a las declaraciones de los 113 detenidos.

Según fuentes federales, El Peluco reconoció, al ser presentado ante el Ministerio Público de la Federación, haber participado en el homicidio de varios de los estudiantes y que apoyó en la quema y en la desaparición de las cenizas.

Para poder dar con El Peluco se tomaron en cuenta las declaraciones de Jonathan Osorio Cortés, El Jona, quien fue detenido en 2014 y en su declaración habló de los hermanos Sotelo Salinas: El Peluco y El Wasako, y de su participación en la quema de cuerpos y desaparición de las cenizas.

Así se lee en la declaración de El Jona: “Vi que Pelón, Mente  o CerebroPardo  llevaban armas largas como cuernos de chivo, por su parte Duba, Cepillo, Rana  y Pato  llevaban cada uno una 9mm, Peluco llevaba una 38 súper, yo llevaba mi nueve milímetros que nunca ocupé.”

El Jona también habló sobre El Wasako: “conforme iban acomodando a las personas las iban revisando de sus pertenencias El Percing, El Peluco y él, (Wasako).”

Se ha detenido ya a 113 personas que podrían estar vinculadas con la desaparición de los 43 normalistas. Cada declaración ha llevado a tener nuevas pruebas para poder corroborar lo sucedido esa trágica noche. Es un rompecabezas que sólo se puede continuar armando con base en estas declaraciones y con esa información recabar las pruebas. Con las declaraciones se pudo llegar a los restos de algunos jóvenes que fueron arrojados al río.

Aún quedan cosas por investigar, pero con tantas declaraciones que se han corroborado en su veracidad, se ha podido armar ya casi en su totalidad este rompecabezas: cada vez le faltan menos piezas.

bibibelsasso@hotmail.com
Twitter:
@bibianabelsasso

Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Soy reportera, conductora, columnista, entrevistadora y documentalista

Todos los días escribo mi columna en el Diario La Razón.

Y todas las noches desde hace 9 años transmitimos a través de ADN 40 , junto con Jorge Fernández Menéndez,Todo Personal. Un programa de periodismo de investigación, analizando a profundidad los temas de coyuntura.

He realizado más de 150 entrevistas sobre trayectoria y coyuntura a los personajes más destacados de la política, cultura y espectáculo.

Escribo para la revista de seguridad del Diario Excélsior,Código Topo,y soy co autora de dos libros: Justicia Inútil y la Élite y la Raza.

Mi próximo libro Muy Personal está ya por publicarse.
Bibiana Belsasso
Compartir