• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) localizó la madrugada de este martes uno de los dos automóviles utilizados por miembros del grupo delictivo de La Unión de El Betito, para dejar los cuerpos de dos hombres descuartizados en un puente vehicular de Tlatelolco.

La semana pasada, La Razón reveló que gracias a las cámaras de la ciudad, los investigadores descubrieron que en el crimen, aquellos hombres utilizaron dos carros de lujo: uno para dejar los cuerpos y otro que los escoltó en su fuga.

Para subir al puente, arrojar los cuerpos y colgar una manta, usaron un carro blanco, al parecer Mercedes Benz; el otro, las autoridades suponían que era un Camaro.

Ayer, autoridades de la dependencia, que encabeza Edmundo Garrido, revelaron que agentes de la Fiscalía de Homicidios ubicaron ese Camaro, luego de un seguimiento de cámaras y el rastreo en campo que hicieron durante días. El automóvil fue asegurado y puesto a disposición del Ministerio Público.

Durante este martes, peritos especializados buscaron huellas, cabellos y demás elementos que puedan servir para saber quiénes estaban dentro de ese vehículo, la madrugada que dejaron los cuerpos desmembrados.

Las autoridades saben que el motivo de este doble homicidio es la pelea que mantienen La Unión, que dirige Roberto Moyado Esparza, alias El Betito, y La Fuerza Anti-Unión, que encabeza Jorge Flores Concha, alias El Tortas.

Durante este año, la Fuera Anti-Unión ha asesinado al menos a cinco miembros de su banda rival. Entre sus víctimas están el jefe de sicarios del grupo, Juan Iván Arenas Reyes, alias El Pulga, y el jefe de extorsionadores Omar García, El Gaznate.

En venganza, La Unión raptó, torturó y descuartizó a dos vendedores de droga de la zona de Garibaldi. A uno de ellos lo desolló. Luego dejó una manta amenazando a El Tortas.

  • El Dato: Vecinos señalaron que la Fuerza Anti-Unión es una banda de sicarios contratados por viejos habitantes del barrio de Tepito.