• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Si bien el suministro de energía eléctrica se ha liberalizado en México, persisten factores que desincentivan las inversiones, como la incertidumbre sobre las políticas gubernamentales, con un 19 por ciento; la inseguridad respecto a los precios, 14 por ciento; o los bajos retornos de inversión, así como la constante complejidad en los procesos de contratación y financiamiento, con 13 por ciento cada uno, según PwC (PriceWaterhouseCoopers).

De acuerdo con la Encuesta sobre Suministro Eléctrico, PwC refiere que el 34 por ciento de empresas consideró que el principal factor que las incentiva a buscar nuevas formas de suministro eléctrico es la reducción de costos, no obstante, factores como la complejidad o poco personal certificado en manejo de nuevas tecnologías, bajas metas ecológicas, falta de capital de inversión, incertidumbre en contratos de energía o restricción por parte de altos mandos de la empresa, puede inhibir la toma de decisiones de la compañía, para buscar nuevas formas de suministro de energía.

  • El Dato: El retorno de inversión también es otro motivo por el que firmas invierten.

Otro factor determinante para la contratación de suministro eléctrico es el plazo al que una empresa se comprometerá a comprar cierta cantidad de energía. En el pasado, la mayoría de las plantas de generación desarrolladas por empresas privadas, bajo la modalidad de autoabastecimiento, elegían contratos de energía (PPA, por sus siglas en inglés) de largo plazo, de 10 años en adelante.

No obstante, el 80 por ciento de las compañías encuestadas no ha tenido contacto con algún suministrador de servicio calificado (SSC, por sus siglas en inglés), que es un proveedor de servicios de comercialización de energía eléctrica, el cual gestiona la compra de electricidad en el Mercado Eléctrico Mayorista y las empresas, mientras que sólo un 16 por ciento de las empresas cuenta con algún contrato de energía diferida con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Mientras tanto, los motivos que incentivan a las empresas a buscar nuevas fuentes de suministro de energía es la reducción de costos, con un 34 por ciento, energías limpias, 19 por ciento; retorno “atractivo” de inversión, 15 por ciento.

Por otra parte, el análisis refiere que el 40 por ciento de las compañías tienen la intención de contratar a un Suministrador de Servicios Calificados (SSC), o incluso invertir en una planta de generación en los próximos 12 meses.

Otro dato revelador de la encuesta es que el 57 por ciento de las empresas ya implementaron medidas de eficiencia energética, sin embargo, un 32 por ciento aceptó que “aún no lo lleva a cabo”, no obstante, un 33 por ciento de ellas se mostró interesada en implementar tecnologías de energía solar fotovoltaica.

Compartir