La Unión Europea en peligro

VOCES DE LEVANTE Y OCCIDENTE

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Después de la reelección de Angela Merkel al mando de Alemania y la elección de Emmanuel Macron en Francia, una nueva ola de optimismo recorrió la Unión Europea, que tan sólo hace unos meses había vivido uno de sus golpes más fuertes con la salida de la Gran Bretaña. Este respiro no duraría sino unos pocos meses.

Tanto Macron como Merkel se enfrentan a importantes crisis internas; en Italia la ultraderecha euroescéptica logró formar un nuevo gobierno con el M5, un movimiento populista con rasgos euroescépticos; y en el Este, los gobiernos de Hungría y Polonia intensificaron sus campañas en contra de la división de poderes.

Dos de estas crisis llegaron a nuevos extremos esta semana. Por un lado, en Polonia, el gobierno promulgó una ley que obliga a los jueces a retirarse a la edad de 65 años, con la intención de forzar el retiro de decenas de jueces opositores, que detuvieron los intentos inconstitucionales del régimen para concentrar el poder.

Si el gobierno consigue implementar esta ley, esto significará de facto el fin de la división de poderes en Polonia. En Alemania, el partido CSU, que ha sido el aliado histórico del partido Demócrata Cristiano (al que pertenece Merkel) forzó a Merkel a establecer campos en las fronteras donde procesarán a nuevos refugiados que quieran entrar al país, obligando a aquellos que hayan hecho una solicitud de refugio en otro país europeo a regresar a éste. Esto implica de facto el fin del libre tránsito en Europa, uno de los pilares del proyecto europeo, que Merkel intentó defender hasta el último minuto.

Las historias de Polonia y Alemania son similares; una historia de división; por un lado una población urbana y cosmopolita que se ha beneficiado del crecimiento económico y el proyecto europeo, por el otro lado una población rural, mayoritariamente en el Este (de ambos países), que se refugia en el nacionalismo y la xenofobia, como respuesta al rezago que percibe con el resto del país.

En el caso de Alemania, sin embargo, la mayoría del país apoya políticas de centro izquierda; de romperse la actual coalición, Merkel podría formar un nuevo gobierno de centro-izquierda con el partido verde, e incluso si la carrera política de Merkel terminara, es probable que los alemanes le den un nuevo mandato a los socialdemócratas para liderar el país.

El riesgo es que esto implicaría el fin del consenso de centro, que ha gobernado a Alemania en las últimas décadas, dándole así nueva fuerza a la derecha y la extrema derecha, quienes se rumora podrían formar una alianza. En Polonia, el panorama es mucho más difícil; miles de polacos han salido ya a manifestarse en contra de la reformas, incluido Lech Walesa, quien liderara el movimiento Solidaridad, que terminó con el régimen comunista en el país. Sin embargo, la mayoría rural del país apoya al gobierno. Polonia representa uno de los retos más importantes de la Unión Europea; Merkel es la líder natural para contener esta amenaza, pero es difícil pensar que Merkel pueda lidiar con la crisis en Polonia, la crisis de los refugiados y Trump, mientras se encuentra en el momento político más débil de su carrera. Muchos pensamos que sólo Merkel podría liderar a Occidente y Europa en estos difíciles tiempos, tal vez llegó la hora de un nuevo liderazgo en Alemania. 

Gabriel Morales Sod

Gabriel Morales Sod

Gabriel Morales Sod es licenciado en Relaciones Internacionales por El Colegio de México y candidato a doctor en Sociología por la Universidad de Nueva York. Escribe sobre Medio Oriente, política estadounidense y política internacional.
Gabriel Morales Sod

Latest posts by Gabriel Morales Sod (see all)