Paciente 2.0, el modo en que Internet modificó las consultas médicas

Gracias a internet los médicos pueden ofrecer sus servicios libres de intermediarios; el paciente 2.0 esta más informado y exige consultas que llenen sus expectativas

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Las prácticas en la medicina se han modificado gracias a internet. Foto: Especial

La era digital transformó el modo en que las actividades políticas, económicas y sociales se llevan a cabo. En este sentido, el área de la salud también ha modificado su práctica y ahora se habla mucho acerca del Paciente 2.0.

De acuerdo con Manuel Antonio Fernández Fernández, conocido por su portal El Neuropediatra, la medicina clásica no tiene nada que ver con la actual pero el paciente clásico tampoco tiene nada que ver con el paciente 2.0. El paciente digital es mucho más exigente y está mucho más formado e informado.

“Cuando llega a la consulta, ya fue al doctor Google a preguntar y eso, más que un problema, debemos tratarlo como una ventaja”.

Manuel Fernández Fernández

Pediatra y neurólogo

La relación médico-paciente no depende de la vía de comunicación entre ambos, según Manuel Fernández  “lo que importa es el interés del paciente en buscar ayuda para solucionar su problema y el esfuerzo del médico para encontrar respuesta a los problemas de su paciente”. En esta relación, las claves siempre han sido la información y la confianza.

De acuerdo al experto, gracias al mundo digital de la salud “el médico tradicional puede convertirse de una forma fácil en un médico 2.0″. Si se aprovechan las herramientas actuales “conseguir que los pacientes tomen sus decisiones de una forma realmente informada, es posible y debe ser nuestro objetivo. Esto supone además un mayor esfuerzo por parte de los médicos para estar al día de la tecnología y de lo que habla sobre salud en internet y las redes sociales pero la cuestión es adaptarse o morir”, señaló.

Las nuevas tecnologías ofrecen herramientas que los médicos deben aprovechar. Foto: Especial

 Con la facilidad que las nuevas tecnologías aportan para compartir la información y comunicarse con los pacientes, la segunda opinión médica es un servicio cada vez más extendido dentro de nuestra sociedad.

Por último, Manuel destaca la ayuda de las nuevas tecnologías para realizar consultas libres de intermediarios, restableciendo la relación de confianza entre médico y paciente al ofrecer sus servicios de forma “libre” y sin injerencias institucionales.

oat