• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

El informe del Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos es concluyente: Moscú filtró mensajes políticos durante las elecciones presidenciales de noviembre de 2016 para ayudar a Donald Trump a ganar.

En septiembre de 2017, ya un grupo de investigadores había determinado que Rusia creó perfiles falsos de estadounidenses para influir en las elecciones. La novedad es que este estudio está respaldo por una comisión de senadores, en  la cual la mayoría son del partido político del presidente estadounidense.

El presidente del panel, el senador conservador Richard Burr, manifestó en un comunicado que después de 14 meses de revisión, “no vemos ninguna razón para disputar las conclusiones” por parte de la Comisión de Inteligencia.

Según el principal demócrata en la comisión, el senador Mark Warner, “el esfuerzo ruso fue extenso, sofisticado y ordenado por el propio presidente Putin, con el propósito de ayudar a Donald Trump y perjudicar a Hillary Clinton”.

La conclusión bipartidista contrarrestó con la evaluación de los republicanos de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, quienes acusaron a las agencias de inteligencia de no usar los métodos de espionaje apropiados cuando esas mismas determinaron que Rusia respaldaba la candidatura de Trump.

Por otra parte, otra comisión del Senado (Judicial) divulgó ayer miles de documentos de su investigación sobre una reunión antes de las elecciones de 2016 entre el hijo del presidente Trump y rusos, quienes le habían prometido material incriminatorio sobre la candidata Hillary Clinton.

En un testimonio, Trump Jr. aseguró que no le contó a su padre por adelantado del encuentro en la Trump Tower en Nueva York, con una abogada vinculada al Kremlin. La reunión del 9 de junio de 2016 con Natalia Veselnitskaya también contó con la presencia del entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y del yerno del magnate, Jared Kushner.

La junta generó especulaciones en torno a una posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia; y se cree que es de interés del fiscal especial Robert Mueller, quien investiga la intromisión rusa en las elecciones.

El presidente ha negado repetidamente que su campaña se haya confabulado con Rusia para lograr su elección y ha denunciado la investigación de Mueller como una “cacería de brujas”.

La reunión en la Trump Tower fue organizada por un promotor musical, Rob Goldstone, quien contactó a Trump Jr. diciendo que tenía “documentos oficiales e información que incriminaría a Hillary (…) y sería muy útil para su padre”. Trump Jr. respondió: “Me encanta”.

Gráfico: La Razón de México

Pero Trump Jr. explicó luego que no se ofreció “información significativa” y que la reunión se centró en el tema de las adopciones de niños rusos.

En su testimonio, dijo que no sabía si su padre participó directamente en las explicaciones de la reunión, las cuales supuestamente contenían discrepancias. Pero reconoció que el presidente “pudo haber” influido en los mensajes conocidos a través de la entonces directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks.

  • El Dato: Mueller presentó cargos contra Manafort por asociación para lavar dinero, falso testimonio…

Cuando se le preguntó si los comentarios de Trump a través de Hicks fueron incorporados a la explicación final de la reunión, Trump Jr. señaló: “Creo que algunos pudieron haber sido”.

En las dos mil 600 páginas de documentos publicados se encuentra la transcripción completa del testimonio de Trump Jr. El hijo mayor del magnate indicó a medios estadounidenses, ayer, que apreciaba “la oportunidad de haber ayudado a la Comisión Judicial en su investigación”.

Manafort, quien ha sido acusado de varios delitos no relacionados con la campaña, como resultado de la pesquisa de Mueller, no fue interrogado por el panel.

“Con amigos como EU, quién necesita enemigos”

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, denunció ayer “la actitud caprichosa” de la administración estadounidense de Donald Trump, pocas horas antes de una reunión de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE), en Sofía.

“Mirando las últimas decisiones del presidente Trump, alguien podría pensar que con amigos como ésos, quién necesita enemigos”, declaró el funcionario polaco, refiriéndose a las decisiones de Trump acerca del programa nuclear iraní y el comercio internacional.

El exprimer ministro de Polonia llegó a comparar el gobierno de Trump con otros adversarios. “Además de los desafíos políticos tradicionales, como el crecimiento de China o la postura agresiva de Rusia, estamos siendo testigos de un nuevo fenómeno: la actitud caprichosa de la administración estadounidense”, lamentó Tusk.