• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Alfonso Romo previo a la entrega de constancia de Presidente electo, el pasado 8 de agosto. Foto: Cuartoscuro
Alfonso Romo previo a la entrega de constancia de Presidente electo, el pasado 8 de agosto. Foto: Cuartoscuro

El próximo jefe de la Oficina de Presidencia en la gestión de Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Romo, se reunió con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para dar seguimiento a la agenda del sector privado.

En el encuentro que se llevó a cabo en privado en el Club de Industriales y sin ningún medio de comunicación presente, el representante del tabasqueño reafirmó los programas y planes que se tienen con el próximo gobierno.

Resaltó que uno de los principales propósitos del nuevo gobierno es revisar diversos contratos, no sólo los que están conectados con la Reforma Energética.

“En todas las secretarías se va a analizar qué se ha hecho, dónde estamos y qué es para adelante. Informalmente se han estado viendo ya desde hace meses; por supuesto que a partir desde que se le otorgó la constancia al licenciado Andrés Manuel López Obrador, esto se empieza a formalizar”.

También se plantearon temas como infraestructura, seguridad, productividad y salud; al respecto, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, reiteró que se trata de conectar los esfuerzos entre el gobierno y la iniciativa privada, para fabricar proyectos de la mano.

  • El Dato: Empresarios acordaron hace unas semanas con el Presidente electo un programa para contratar a jóvenes como aprendices, para generar oportunidades.

“Nuestra vocación es invertir y generar empleos y en esa conversación es la participación del sector privado de lo que se requiere en infraestructura, logística para la productividad, de lo que se requiere en seguridad de lo que vivimos y el diagnóstico que tenemos en materia de salud. Y compartir esto para retroalimentar y poder jalar parejo a partir de que tome posesión y tenga la responsabilidad de gobierno”, informó Juan Pablo Castañon.

Romo Garza, quien acudió al diálogo acompañado del presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja, aseveró que en la administración de López Obrador no habrá estímulos fiscales para el sector empresarial, o por lo menos no por ahora, esto como parte del proyecto de austeridad del próximo Presidente.

Compartir