• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Familiares de Joel Meza esperan el diagnóstico en Centro Médico, ayer. Foto: Cuartoscuro
Familiares de Joel Meza esperan el diagnóstico en Centro Médico, ayer. Foto: Cuartoscuro

Joel Sebastián Meza García, el joven apuñalado por grupos porriles en la explanada de Rectoría el pasado lunes, finalmente pudo salvar el riñón tras haber sido operado por segunda ocasión ayer por la mañana.

Arturo Meza, padre del alumno del quinto semestre de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que su hijo se recupera de las lesiones y lo mantienen estabilizado; sin embargo, su estado aún es grave y continuará en observación durante las siguientes 48 horas: “esperamos que su evolución sea favorable”.

No obstante, él y su esposa, Margarita García, no han podido ver a su hijo desde el ataque, por el que presentó una hemorragia tras recibir una puñalada en el riñón derecho y perder parte de la oreja.

Por lo pronto, la familia Meza García analiza interponer una demanda ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Jimena Meza, su hermana, responsabilizó al rector de la máxima casa de estudios por los disturbios que provocaron que la vida de Joe, como conocen al estudiante de 21 años,  se encuentre en peligro.

“Yo personalmente culpo al rector (Enrique) Graue y a las instancias de la UNAM por este ataque; los señalo responsables del sufrimiento que está pasando mi familia. ¡Fuera porros de la UNAM!”, escribió en su cuenta de Facebook.

En la red social, Jimena hizo alusión al movimiento del 68, del cual dijo: “la historia de represión contra los estudiantes en este país continúa; éste no es un caso aislado, es parte de los mecanismos fachos de las escuelas y gobiernos de amedrentarnos, de combatir la organización política con violencia”.

  • El Dato: Naomi, novia de Joel, presenta lesiones cervicales y en la nariz, pero no requirió hospitalización.

Pero Joe no es el único que permanece en el hospital.

Durante el brutal ataque de porros contra los jóvenes, Emilio Aguilar Sánchez, estudiante de la Prepa 6, quien fue apuñalado en un glúteo afectando la arteria, también se encuentra en riesgo por las hemorragias que los golpes le provocaron.

Internado en el mismo hospital que Joe desde la noche del lunes, el Centro Médico Siglo XXI, el estudiante de 19 años ha perdido mucha sangre, por lo cual sus padres solicitan apoyo mediante la plataforma blooders.org.

Hasta el cierre de la edición aún necesitaban 20 donadores.

“Emilio es un chavo brillante e informado, muy activo y que le gusta mucho la música, estudiar, leer y se preocupa por lo que pasa en el país”, se lee en la petición que los padres del estudiante hicieron circular desde el día de la agresión a través de las redes sociales.

Joe y Emilio son parte de los 14 alumnos que fueron atacados con armas punzocortantes, piedras y palos el pasado lunes, cuando estudiantes protestaban en la explanada de Rectoría para exigir más seguridad en sus planteles y erradicar la presencia de grupos porriles.