• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Cuartoscuro

Mientras el peso va tomando fuerza ante la debilidad que presenta el dólar por los ataques de Estados Unidos y sus aliados Reino Unido y Francia a Siria, los petroprecios caen hasta 1.74 por ciento, luego de que la semana pasada alcanzó máximos de 2014.

El precio del barril de petróleo estadounidense o West Texas Intermediate (WTI) bajó 1.74 por ciento a 66.22 dólares por barril, luego de registrar cinco días de ganancias consecutivas.

Mientras que el crudo del Mar del Norte (Brent) bajó 1.60 por ciento a 71.42 dólares por barril. Esto después de que los petroprecios alcanzaron las semana pasada su mayor precio desde diciembre de 2014.

La Mezcla Mexicana también registró un retroceso ayer respecto al cierre anterior al pasar de 59.40 a 58.52 dólares por barril, una baja de 1.48 por ciento.

Gráfico: La Razón de México

Cabe resaltar que las compañías de energía de Estados Unidos agregaron siete plataformas en la semana que terminó el 13 de abril, para totalizar 815, nivel más alto desde marzo de 2015, reportó el viernes pasado la firma de servicios petroleros Baker Hughes.

Un grupo de analistas han sopesado la probabilidad de que el incremento de la demanda de petróleo en el mundo sea eclipsado por la mayor producción de crudo bituminoso por parte de los Estados Unidos. 

En tanto, la moneda nacional concluyó este lunes en terreno positivo y alcanzó su mejor momento desde hace siete meses.

Al mayoreo terminó en 18.03 pesos por dólar, un avance de 0.3 por ciento con respecto al cierre previo. Además, dicho nivel es el más fuerte frente al billete verde desde el pasado 26 de septiembre, cuando cerró en 17.96 enteros.

Mientras que al menudeo en ventanilla bancaria se mantuvo ayer en 19.35 enteros, respecto al día previo.

Las ganancias de la moneda nacional fueron limitadas, pues los inversionistas esperan mayores detalles sobre las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en especial, sobre temas álgidos, pues de tener un progreso, el peso mexicano podría operar por debajo de los 18 pesos por dólar.

Según Infosel, el peso hiló cinco jornadas consecutivas con ganancias, siendo su mejor racha desde el 14 de julio del año pasado, cuando puso fin al avance que tuvo frente al dólar por siete sesiones seguidas.

Si bien hubo un menor nerviosismo por el hecho de que Estados Unidos y sus aliados lanzaron misiles a Siria el sábado pasado, como respuesta a los ataques que Siria realizó a inicios de abril hacia un grupo guerrillero de la región, el dólar se vio afectado, permitiendo que el peso mexicano se mantuviera en terreno positivo.

Otro factor que mantuvo a la moneda nacional en terreno positivo fue que el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, dijo que no ha visto fuertes incrementos en los salarios, factor que apoyó la idea de que la autoridad central del país vecino continuará con el ciclo de endurecimiento monetario gradual.

“Será necesario que se confirmen mayores avances en ese tema (reglas de origen del sector automotriz, principalmente), para que el peso mexicano logre consolidarse por debajo de 18 pesos”, escribió en un reporte Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base. Comentó que el optimismo de que las rondas para modernizar el acuerdo firmado en 1993 y que entró en vigor en 1994, concluyan de manera exitosa y antes de las elecciones presidenciales de México, ha ido en ascenso en las recientes jornadas.

Ante esa situación, dejó claro que si  “la renegociación es exitosa, el tipo de cambio al mayoreo de 48 horas podría moverse hacia el nivel de 17.50 pesos por dólar, cerca del mínimo observado durante 2017”, agregó Siller.