• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Panistas expresaron su apoyo a su candidato presidencial, ayer. Foto: Cuartoscuro

La Comisión de Orden y Disciplina Intrapartidista del PAN, podrá retomar después de los comicios del 1 de julio los casos de los militantes del blanquiazul que han apoyado a otros candidatos a la Presidencia de la República y no al frentista Ricardo Anaya.

Así lo explicó en entrevista con La Razón el senador Ernesto Ruffo, quien señaló el caso del expresidente Felipe Calderón, cuya postura ha sido “muy clara en un evidente entendimiento con el PRI”.

Expresó que los casos de expulsión de los senadores panistas Ernesto Cordero, quien ha externado que votará por José Antonio Meade, así como de Jorge Luis Lavalle y Salvador Vega, siguen vigentes en la referida comisión porque su postura ha sido contraria a lo que establecen los estatutos del blanquiazul.

“Está claro que algunos integrantes del grupo parlamentario del PAN en el Senado obedecen a Felipe Calderón y a su pacto con el PRI. No hay duda: esas expulsiones se darán en su momento pero ya será pasando las elecciones”, externó.

Añadió que serán los órganos internos del blanquiazul, y posiblemente una asamblea, tendrán que tomar decisiones para expulsar a los militantes panistas que han dañado al partido.

Algunos integrantes del PAN en el Senado obedecen a Felipe Calderón y a su pacto con el PRI. Esas expulsiones se darán en su momento, pero pasando las elecciones”

Ernesto Ruffo

Senador del PAN

Aseguró quee aunque no lo ha hecho público, Calderón Hinojosa votará el 1 de julio por otra opción que no es Anaya.

“(Calderón) ha sido un tipo inmerso en la lógica del poder y que traiciona a la propia motivación y manera de Acción Nacional. Es alguien que realmente está ajeno a la inspiración del PAN y le ha hecho daño a la vida interna de nuestro partido, sobre todo cuando se comió al Consejo Nacional cuando fue Presidente de la República, metiéndolos a trabajar con él… los hizo sus incondicionales”.

Ruffo sostuvo que el exejecutivo federal “está luchando con su propia manera de ser. Creo que el principal enemigo de Felipe Calderón es él mismo por ese autoritarismo que lo inspira y su búsqueda del poder. Creo que la señora Margarita, ahora que desistió de su candidatura, se sintió aliviada”.

am