• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Luz Gordoa, en la cancha de los Leones de Yucatán. Foto: Especial

En su momento, la edad fue un obstáculo, aunque ahora ya no. En el futbol se le cerraron las puertas, pero el destino quiso que su camino estuviera ligado al beisbol. Luz Gordoa admite que “quería ser una deportista sobresaliente y representar a México”. En entrevista con La Razón, la primera mujer umpire en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), habla de su relación con el deporte, sus disciplinas favoritas y sus objetivos.

“Desde los ocho años juego voleibol y futbol; el softbol, desde los 17. El beisbol siempre me ha gustado, es el deporte que más me gusta, tanto verlo como practicarlo. Por parte de mi mamá todos fueron beisbolistas, futbolistas y voleibolistas. Mi papá fue beisbolista”, recordó Gordoa, de 41 años, quien debutó el pasado 15 de mayo en el partido entre los Guerreros de Oaxaca y los Diablos Rojos del México, en el estadio Fray Nano, hogar del equipo capitalino, al que en su momento alentó.

 “En la Liga del Pacífico apoyaba a Culiacán, en la Liga Mexicana a los Diablos, y en Estados Unidos a los Yankees”, confiesa Gordoa, además de señalar también que “me fascina ver tenis, futbol americano y futbol”.

Agrega que “también fui árbitro de futbol; estuve unos pocos meses en el Colegio de Árbitros Profesionales de Sinaloa, porque desgraciadamente para la edad que tenía en ese tiempo ya no se podía llegar al circuito grande. Yo tenía como 35 años cuando ocurrió eso”.

Gráfico: La Razón de México

“Yo quería ser una deportista sobresaliente y representar a México. Entonces me metí al Colegio de Árbitros de Futbol, no se pudo y trabajé durante siete años como árbitro de futbol en Culiacán, y de ahí viene el querer ser protagonista de llevar los juegos porque el umpire es un protagonista, al igual que los jugadores, y se convirtió en un reto para mí y créeme que eso reto lo estoy trabajando todos los días para ser alguien importante”, asevera la jueza al momento de recordar cómo surgió en su cabeza la idea de convertirse en la máxima autoridad en un juego de beisbol.

Acerca de cómo fue que se le presentó la oportunidad para ingresar a la Liga Mexicana de Beisbol, comenta que “contactaron a la Liga donde yo trabajaba como umpire en Culiacán. Pidieron mi número de teléfono y  llegó la invitación por parte de Luis Ramírez (Director de Umpires de la LMB), que está haciendo un proyecto de incursionar umpires mujeres en la Liga Mexicana de Beisbol, me preguntó que qué me parecía la oportunidad, le dije que sí, ni lo pensé, le dije ¿qué es lo que tengo que hacer y me voy?”.

“Gracias a Dios no ha habido obstáculos en el camino. El único inconveniente es dejar a la familia, tengo una niña de 14 años, mis papás la están cuidando, es difícil dejar a tu familia para incursionar en esto, pero hay que echarle la mano a las dos partes”, admite Luz.

“Seguir trabajando, el mayor reto para mí es hacerlo constante y no tirarlo a la basura. Ya se dio la oportunidad, el debut, hay que seguir constante, trabajando día a día”, asegura respecto a los objetivos que tiene tras haber materializado una meta.

Además, la originaria de Sinaloa deja un mensaje de aliento a las mujeres que quieran seguir sus pasos.

“Que luchen por sus sueños, que se preparen, los sueños se cumplen siempre y cuando estemos trabajando y no tirar la toalla”.

Finalmente, Luz Gordoa menciona que “jugar beisbol, de catcher”, es lo que más disfruta hacer en sus ratos libres.

Compartir